Historia de un sueño valseado

Archive for the ‘Fauna y Flora’ Category


GATOS/AS

Mar 4, 2013 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, La Vida...

Queridas y queridos:

Antes de empezar esta entrada tengo que advertiros tres cosas. En primer lugar, que esta entrada va a ser larga. En segundo, que voy a hablaros de algunas cosas emocionalmente delicadas, algunas aún sin resolver en mi corazón y en mi conciencia, y por último, que, como advierten en los programas sensacionalistas de la tele, este post puede contener escenas “chungas”, fundamentalmente para mis lector@s animalistas. No voy a empezar el relato justificándome, porque quien me conoce sabe que me gustan los animales, que los quiero y los cuido…aunque a veces haya tomado decisiones sin saber si eran del todo correctas. Como cualquier persona.

Veamos…supongo que tod@s (o al menos aquellos que venís conmigo en este barco desde el principio) recordaréis esas dos bolitas peludas y cabezonas que llegaron un día de abril de 2011. Iósif Vissariónovich Stalin y Hồ Chí Minh, que posteriormente y por razones de economía lingüístico-familiar pasaron a ser mis queridos Jochimín y Estalin. Llegaron muy pronto (sin destetar), provenientes de una caja de cartón en el mercado donde se leía “se regalan gatitos”. Eran hermanos. Con ellos descubrí un universo que había olvidado con los años: la maravilla de asistir al crecimiento y aprendizaje de los gatitos, con todas las trastadas y monerías que conlleva. Por otra parte, el hecho de que tuvieran hectáreas y más hectáreas de bosque para recorrer, afilarse las uñas en los árboles en vez del sofá, utilizar cada metro cuadrado disponible como caja de arena gigantesca y poder dar rienda suelta a sus instintos sin frustrarse tras una ventana era una fuente constante de sorpresas y bienestar, para ellos y para mí (no así para la microfauna y ornitofauna del sector). Pasó el tiempo y los dos hermanos, que al principio se llevaban muy bien, empezaron a pelearse cuando llefaron a la madurez y tuvieron que establecer sus territorios. Al principio sutilmente, pero la violencia de las luchas fue in crescendo, tanto que se hacían heridas, y finalmente, en un proceso gradual, Jochimín echó a Estalin del territorio cercano a la casa y lo relegó a los alrededores y a la casa del vecino. Yo tenía que hacer malabarismos para seguir dándole de comer al pobre Estalin sin que viniera el otro a pegarle, y aún así cada vez pasaba más tiempo en sus “rondas” por el bosque, y cada vez venía menos a vernos. Jochimín vivía fuera de la casa, también pasaba días sin aparecer, pero se mantenía más cerca de nosotros y de vez en cuando seguía entrando. Y así estaba la situación gatuna cuando me fui. Por diferentes razones, en noviembre de 2011 dejé de vivir en la casa del campo. Los gatos quedaron al cuidado del vecino, y yo iba todos los fines de semana a verlos. Pero si ya veía poco al Estalin, cuando me fui directamente dejó de aparecer. Y Jochimín venía, yo le daba unos mimos, algo de comer, y así hasta la otra semana. Pero un día no llegó cuando lo llamé, y no lo vi hasta el mes siguiente, una noche que pasé en la casa y que llegó a vernos…para despedirse definitivamente. Ya no lo he vuelto a ver.

mi estalin

mi estalin

mi jochi

mi jochi

Como decía al principio, este tema aún me resulta complejo. En el momento de dejar la casa del bosque se me hizo evidente que no podía llevarme a dos animales que estaban acostumbrados a vivir libres. En el lugar pequeño y cercano a la ciudad donde iba a vivir, con tres perros enormes de vecinos, sufrirían mucho o se escaparían a la zona de la carretera, y por otra parte dentro de la casa las peleas entre ellos serían infernales. Así que no me los llevé. El periodo de transición y adaptación a separarse de mí fue largo, y pienso que los gatos saben buscarse la vida, pero sigo pensando en ellos… y se me aprieta el pecho cuando lo hago.

Seguimos avanzando en el tiempo. Como os adelanté en el anterior post, hace cosa de un mes, las gatas de mi vecina (que se llaman Rayitas la madre y Candas la hija), a las que hasta entonces sólo conocía de las veces que subí a darles de comer a la caseta donde viven (cuando mis vecinos se ausentaban unos días) decidieron empezar a aparecerse por los alrededores de mi casa. Un día le dí leche a una, después unas sobras de pescado a la otra, después una latita de atún…y poco a poco, empezaron a pasar cada vez más tiempo conmigo, hasta el punto que ya algunos días dormía la siesta con ellas. Al principio venía más la Rayitas (que en mi casa fue bautizada como Cascaritas), y posteriormente candas (Morrillos). Juntas, se pelean, pese a estar operadas. Aunque me molaba mucho tenerlas conmigo a ratines, sentía que estábamos en un triángulo felino-humano poniéndole los cuernos a base de bien a mi vecina, hasta que un día hablé con ella para confesarle el asunto y me dijo que no me preocupara, que siempre y cuando las trate bien, a ella le da igual. Creo que más que la comida, lo que les atrae a mi casa y hace que cada vez pasen menos tiempo en la caseta (donde tienen comida de gatos a diario y un sofá viejo para dormir, todo hay que decirlo) son los mimos. Y así, de repente y sin esperarlo, volvió a haber gatos (gatas) en mi vida.

cascaritas y morrillos, una de las pocas veces que estaban juntas sin pelear

cascaritas y morrillos, una de las pocas veces que estaban juntas sin pelear

Y esta era la situación gatuna hasta este miércoles…cuando me trajeron a casa (por sorpresa, evidentemente) esto:

OMG

OMG

Este gatito es parte de una camada que nació hace varias semanas en el campo experimental. Por alguna razón, habían nacido seis gatitos enredados por el cordón y las patas, y cuando los encontré estaban a punto de morir de hambre porque no podían mamar en condiciones. Además, había otra camada (de otra gata), nacidos casi al mismo tiempo. Separé y desinfecté las heridas de la pelota de gatitos como pude, y no sé realmente cuántos se salvaron, pero lo que supe después fue que entre las dos gatas habían criado a los gatitos supervivientes…y que este es uno de ellos. Se llama León Trotski Totoro, pero para abreviar, supongo que se quedará con “Troski”. En el momento en que este bichín me miró con sus dos ojitos como lunas llenas en miniatura, me volvió a embargar la emoción. Hete aquí una nueva “prueba felina”: Ahora, por razones obvias de liderazgo, no puedo dejar entrar a las gatas a mi casa porque le sacarían los ojos al recién llegado. Además, el Troski tiene que sentir que mi casa es su casa, y si siente permanentemente la amenaza de las otras dos, nunca va a estar tranquilo. Así que ahora he vuelto a la rutina hace muuuchos años olvidada de apestosas cajas de arena y marcas de afiladuras de uñas en el sofá, y por otro lado paso ratos fuera de la casa mimando a la Cascaritas y a la Morrillos para que no se sientan tan desplazadas por el nuevo integrante de la familia.

Y finalmente, cuando este peludo milagro esté totalmente habituado, llegará la siguiente prueba…irse a vivir (conmigo) al bosque y adaptarse a todas esas hectáreas de flora y fauna salvajes. Pero esta es otra historia y, como decía Michael Ende, deberá ser contada en otra ocasión. Besos y bolas de pelo desde la tierra de las gatotas…perdón, gaviotas.

hace tres años ya...tres pequeñitos que aprendían juntos

hace tres años ya...tres pequeñitos que aprendían juntos

El guardián de la Pincoya

Ago 1, 2012 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, La Vida..., Mitología

Estimadas/os

Este mes y medio en que no he actualizado he salido en un par de ocasiones de la isla. Tengo fotos que compartir e historias que contaros, pero mientras me gana el trabajo diario a ratos y la pereza otros tantos, hoy quiero contaros que en la fuente que inauguraron en la plaza de Castro se ha instalado, hace ya bastante tiempo, un perro. Duerme en la estación de autobuses y todas las mañanas va a la fuente, y se pasa el día subido en ella, recorriendo el borde en círculos, obsesionado con el agua. Cuando alguien toca el agua con la mano, él se acerca corriendo, y si alguien tira monedas u otros objetos pequeños en la fuente, los recoge. Se mete en el agua aunque la temperatura esté bajo cero.

pastor

pastor

La foto no es mía, es del diario on line soychiloé.

Al verlo cada día, siento una mezcla de pena y alegría, como siempre que observo a los perros callejeros en las calles de Castro y en el resto del país.  Pena por el frío (aunque él no parece notarlo ni enfermarse), y porque es una situación que debería solucionarse (mediante la tenencia responsable de mascotas por parte de los ciudadanos) y alegría porque, pese a todo, es muy raro verlos enfermos o desnutridos…siempre se consiguen comida y un sitio para dormir, y a menudo se ven “pandillas de 5 o 6 (y hasta 10) corriendo alegremente por la ciudad, dirigiéndose con aire afanoso hacia donde parecen tener una importante reunión.

De todas formas, todos los días muere alguno atropellado y en realidad el asunto no es gracioso…

La gente de Castro, tan propensa a la mitología, ya está diciendo que el perrito es el Pincoy, que está ahí encarnado en perro protegiendo a su amada Pincoya.

Un beso para tod@s

Nuestro otro septiembre

Sep 22, 2011 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, Usos y costumbres

Querida familia:

El año pasado fui bastante explícita en lo que a la descripción de los festejos patrios se refiere. Supongo que la novedad que suponía en mi vida, unida al hecho de que el bicentenario de la independencia llevó al paroxismo a los ya chauvinistas hermanos chilenos, me provocaron muchas ganas de indagar y de transmitíroslo.

Este año ha sido diferente…probablemente porque desde los primeros días del mes entré en un proceso introspectivo bastante fuerte del cual, para vuestra desgracia, os he mantenido bien informados, jajaja!

Veamos: como novedad dieciochera, este año no me quedó más remedio que vestir a Patricio de hueso (EDITO: de huAso, No de hueso, jajajaja! Gracias Cris!), tal era la ilusión que le hacía a él. Parece que el proceso de chilenización está surtiendo efecto…(o las simples ganas de ir disfrazado igual que sus compañeros)…Con el término huaso se designa a los campesinos de la zona centro-sur, y por extensión, a aquellos que bailan cueca ataviados con el traje típico, aunque obviamente esta indumentaria ha ido variando con el paso de los años y por supuesto, no es la misma que originalmente se utilizaba para trabajar.  En Chiloé no se ha utilizado nunca este traje, hasta lo que yo sé, sino que la vestimenta de trabajo del chilote tiene más que ver con prendas de lana. Sin embargo, algunos chilotes en las fiestas también se colocan el traje de huaso. También la cueca (el baile nacional por  decreto pinochetista en el año 79) es diferente en el archipiélago.

Este año, como todos los años, los chilenos celebran con la alegría del que no tiene nada que perder, y pese a todo…qué tanto! Al fin y al cabo, más de 200 años sin agachar el moño frente a un rey son dignos de celebrar, al menos yo lo haría. Y sí, tienen la cagá con el gobierno, y sí, aún queda mucho por hacer…pero me he dado cuenta que no todo está perdido, que los que vienen por detrás de nosotros traen sangre joven a la lucha. Y si en algún momento alguien levanta un vaso de “terremoto” (vino con helado de piña, riéndose hasta de su sombra), o de chicha, o de vino, y me mira desafiante y me dice que en mi país hay más bienestar pero menos libertad, a mí sólo me queda sonreír, y brindar por él, por todos los chilenos, y por qué no, por Chile, el país que me acoge en su regazo desde hace casi dos años.

También me dijeron que con el 18 se venía la primavera…obviamente, después de tanto invierno, mi corazoncito congelado no lo escuchó. Pero parece que era cierto, y este fin de semana largo ha brillado el sol, tanto que la hierba ha empezado a crecer porque la temperatura supera los 10 grados más de 4 horas al día…mis corderos me dan lecciones de vida a diario, y al lado del galpón hay una fiesta perpetua de pájaros, que han roto alegremente el equilibrio ecológico porque se dedican a robar sin pudor el grano que le doy a las ovejas. Me da la sensación de estar manteniendo a toda la población ornitológica de 6 hectáreas a la redonda. Aunque, egoístamente, escuchar esa explosión de alegría cuando subo al galpón me gusta mucho…Fundamentalmente veo orondos tordos, jilgueros y pechitos amarillos…aunque un amigo me dijo que a su galpón llegan hasta pájaros carpinteros de tamaño considerable.

También me ha ayudado a salir de mí misma (o a entrar en lugares que había abandonado) el hecho de que la semana pasada, medio por azar y medio intencionadamente, retomé una actividad que formaba parte de mi vida cotidiana cuando vivía en España: tomar cafés. No el nescafé que me despierta cuando me siento tras el escritorio de la oficina en la mañana, no el tarro de café que amablemente me ofrecen los productores cuando los visito, no el café de la sobremesa hogareña. Hablo de ese café que te tomas con esas personas que no forman parte de tu círculo familiar ni laboral, de ese salir de lo cotidiano y escuchar un argumento diferente, una opinión sorprendente, una risa fresca. Sin ánimo de menospreciar mi cotidianeidad, que en cierto modo elegí y que conforma lo esencial de mis días,  encontrarme con dos grandes personas me ha llenado en estos días de alegría y de vientos de cambio.

Por lo tanto, gracias querido tocayo, por empatizar, por aceptarme como “chuleta adoptiva”, por hablarme acerca del vino de honor y contarme (en calidad de chilote) por qué los chilotes no comulgan excesivamente con el chauvinismo patrio. Y gracias a tí también, primer chileno que conozco que no endulza el café ni el té, porque a tí te sobra dulzura y por devolverme la Revolución metida en el crisol de la juventud, de tu juventud.

Nos seguiremos juntando, sin duda alguna, siempre y cuando la vida nos lo permita.

Como sabéis, otro acontecimiento ha venido a hacer de nuestro septiembre un motivo más de alegría. Patricio cumplió 7 años el día 20 y lo hemos celebrado, como siempre, con los niños. Este año no tuve humor para hacer yo la torta, lo cual fue un detalle menor para estos pequeños salvajes que disfrutaron los primeros rayos de sol de la primavera adelantada como plantitas asombradas. Plantitas, por lo demás, muy móviles, que por no variar se embarraron hasta las orejas y arrasaron con todos los víveres básicos de un mes. Los corderos les producen una fascinación primigenia que me hace entender cómo fue el comienzo del proceso de domesticación del ovino; sin duda algún corderito guacho tras una cacería de muflón comenzó a ser objeto de la simpatía de algún niño, y la mamá de aquel niño decidió amamantarlo junto con su última guagua para que pudiera sobrevivir. Menos mal que no soy una mujer de las cavernas, que estos corderitos no están guachos y que las ovejas ya son una especie doméstica (bueno, las mías no tanto).

Patricio me dijo, al final del día, que había sido el mejor cumpleaños de su vida. Probablemente es lo mismo que siente cada año, pero el hecho de que me lo diga me alegra el corazón y me reafirma en que tomé la decisión correcta cuando, hace dos años, lo subí sin preguntarle mucho en aquel pájaro gigantesco para traerlo conmigo a este rincón del mundo. El martes por la mañana se le cayó otro de los dientes de arriba y ahora su sonrisa es aún más graciosa…el miércoles por la mañana descubrió con alivio que el ratón Pérez había escapado otra vez de las garras del Jochimín y le había dejado un autito bajo la almohada :)

Aprovechando el buen tiempo celebramos todo junto: cumpleaños, 18 y llegada de la primavera…ninguna de las tres cosas exactamente en su fecha…pero qué más da! Hizo un tiempo precioso y además mi vecino el pudú (el mismo del año pasado, ¿os acordáis?) compartió con nosotros gran parte de la tarde (y no, NO nos comimos al pudú…Sol (e) y compañía, un respeto a la fauna salvaje amenazada, please!!!). El único contratiempo fue que entre mis nebulosas mentales, pobladas de ovejas, tareas pendientes y canciones se me olvidó descongelar carne de vacuno…con gran regocijo por parte de los niños, que adoran el pollo a la parrilla…y las vienesas (puaj!). Y pese a estar “de servicio” y no poder emborracharme, me bajé sin mucha ayuda una botella de chicha de uva muy ad hoc…

También esta semana he vuelto a visitar a mis queridos amigos, esos que gustan de mantener su intimidad, esos que que me abrieron las puertas de su casa y de su vida desde el primer día.  Me regalaron unos huevos, algunos  de gallina araucana (tienen la cáscara verde) y otros de pava, enormes y exquisitos, y unas lechuguitas para el invernadero.

En cuanto a los aspectos logístico-hogareños, el sol nos dio el impulso necesario para sembrar unas hileras de papas, habas y arvejas, no tantas como el año pasado…(siembra responsable, lo he bautizado). Los ajos ya están muy grandes y a salvo de eventuales ataques ovinos, las yemas de los frutales van a reventar en cualquier momento. En general, el campo despierta de su letargo, y yo también.  Y aunque ya se va el frío, tomé la decisión tanto tiempo postergada y cambié las tres toneladas de frazadas (mantas) de la cama por un plumón (edredón) de plumas de ganso, blanco prístino, que se sumó al que ya tenía, de color violeta. Las mantas son preciosas, pero doy fe que bajo 500 gramos  de fáneras de angelito se duerme mejor que bajo 10 kg de esas nutridas mantas chilotas de las que hablaba Skármeta en El Cartero de Neruda.

Quizá mi pluma no está tan nutrida en estos días…por favor, si tienen alguna duda, pregunten…y como siempre responderé gustosa.

Mientras termino estas líneas, los cabros marchan de nuevo por las calles de Castro. Cuando los escucho vuelvo a entender por qué Martí decía que la juventud debe ejercitar los derechos que ha de realizar y transmitir después. En este momento confío más en esos cabros que en cualquiera de los actores políticos del país.

Besos para todas!!!! (y todos). Y por falta de tiempo, que no por flojera, las fotos van al final.

Jochimín retratado por Patricio

Jochimín retratado por Patricio

Con el pico en la mano...huy perdón! En Chile se dice azadón :D

Con el pico en la mano...huy perdón! En Chile se dice azadón :D

El trabajo infantil sigue siendo una lacra en todo el planeta y hay que luchar para erradicarlo, o al menos eso opina mi heredero

El trabajo infantil sigue siendo una lacra en todo el planeta y hay que luchar para erradicarlo, o al menos eso opina mi heredero

ajito chilote

ajito chilote

Huaso de León...se supone que tendría que llevar botas con espuelas y no zapatillas de casa, puristas abstenerse de comentar!!! ^_^

Huaso de León...se supone que tendría que llevar botas con espuelas y no zapatillas de casa, puristas abstenerse de comentar!!! ^_^

7 primaveras ^_^

7 primaveras ^_^

Cuando tenga 14 ya no me dejará hacer estas cosas...

Cuando tenga 14 ya no me dejará hacer estas cosas...

El pudú que, repito, NO nos comimos :D

El pudú que, repito, NO nos comimos :D

JUNIO

Jun 28, 2011 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, Geografía, La Vida..., Leyendo, Trabajando, Usos y costumbres, Viajando
:)

:)

Estimadas y estimados:

Creo que es la primera vez desde que inauguré el blog que estaba tanto tiempo sin actualizar…y aunque me siento en deuda y me gustaría dedicarle un día entero a la redacción de este post, no puedo ni debo hacerlo. Así que voy a encontrar un saludable término medio…

El otoño se despidió de la isla con algunos temporales antológicos y vientos de más de 100 Km por hora. Por las noches la casa literalmente se movía, resistiendo los embates del viento. Una mañana, al salir por la pista rural vi que las camionetas de dos de mis vecinos estaban detenidas en el camino, porque durante la noche el viento había botado (derribado) un gigantesco coigüe que impedía el paso. Así que tuve que esperar pacientemente a que lo cortaran con motosierra, y después ayudar a retirar las ramas bajo una lluvia torrencial. Cuando por fin nos pusimos en marcha, 200 metros más allá había otro árbol, esta vez un eucalipto…Y hubo que repetir la operación. De todas formas mis vecinos se lo tomaban a cachondeo y me contagiaron su buen humor. Después, en el camino hacia la ciudad, ví tachos (contenedores) de basura que volcados, tapas de depósitos de agua que habían volado vaya usted a saber desde dónde, vallas publicitarias tumbadas…

Se me fue el otoño (1)

Se me fue el otoño (1)

Se me fue el otoño (2)

Se me fue el otoño (2)

Se me fue el otoño (3)

Se me fue el otoño (3)

Mi bosque, llegando a casa una tarde cualquiera

Mi bosque, llegando a casa una tarde cualquiera

Hongo gelatina

Hongo gelatina

Estos no los había visto en mi vida

Estos no los había visto en mi vida

Después de estos días, el viento se calmó, para dejar instalarse al invierno.. . El We Tripantu  ha traído las primeras heladas sin avisar, de hecho una mañana había escarchado tanto que la camioneta estaba congelada y no se podían abrir las puertas.  Como el año pasado lo pasé muy mal, este año he tratado de estar prevenida, pero por más que he intentado buscar diferentes opciones de calcetines (de fibra de bambú, térmicos, de alpinista…)  me resigno a pasar unos cuantos meses con los pies permanentemente fríos y húmedos. C´est la vie en el Sur del mundo.

Más cosas: Patricio está bien, muy bien. Creciendo mucho y muy contento. Me impresiona la rapidez con la que ha aprendido a leer: cuando empezó el curso en marzo no leía nada, y ahora es capaz de leer frases completas, los envases, los carteles publicitarios y todo lo que le llame la atención (o sea, TODO). Se le ha torcido uno de los paletos de arriba, pero no le he dado importancia porque es de leche y en culquier momento se le va a caer. No sé si os conté que ya no tiene Kung-Fu, porque su profesor (Milenko), que es técnico pesquero y quedó en el paro por la crisis de las salmoneras en la isla, encontró trabajo y tuvo que dejar de impartir el taller. El colegio, tratando de buscar una solución, contrató un par de semanas después a un jovencito (Jamadier), cinturón super-mega-negrísimo de Tae-Kwon-Do, para sustituirlo, pero a esas alturas todos los niños se habían apuntado a otros talleres, con lo cual Patricio ahora tiene un profesor cuasi particular de Tae-Kwon-Do dos veces por semana…Esto le gusta mucho más que lo otro, porque en el kung fu sólo hacían posturas de la garza y el tigre y todo eso, pero ahora el profe se coloca un escudo en el brazo y Patricio puede patearlo alegremente sin miedo a la represión materna. A veces voy cinco minutos antes de la hora de salida y lo observo sin que me vea, y a esa hora el profe ya lo suele tener meditando, sentadito en la alfombra en posición del loto, las manitos recogidas como el ying y el yang y los ojitos cerrados.  Algunas noches, antes de dormirse, me pide que meditemos juntos.  Por cierto, la semana pasada el profe me pilló por banda y me dijo que me iba a enseñar a meditar a mí también, y allí me sentó, en la alfombra, toda una señora paisana disfrutando como una chiquilla, jajajaj!!!

Una plantita que me regalaron, en mi escritorio. la riego los lunes, como hacía María en el Departamento :)

Una plantita que me regalaron, en mi escritorio. la riego los lunes, como hacía María en el Departamento :)

La casita del títere, con camión estacionado en la puerta incluído (por favor no se fijen en los mocos del constructor)

La casita del títere, con camión estacionado en la puerta incluído (por favor no se fijen en los mocos del constructor)

"Efectivamente, me he dormido encima del saco de avena y no me interesa lo que pienses al respecto"

"Efectivamente, me he dormido encima del saco de avena y no me interesa lo que pienses al respecto"

Ración ovina individualizada ;)

Ración ovina individualizada ;)

Ración ovina descontrolada (O: "La paisana tiene avena! Al ataqueeeerrrllll!")

Ración ovina descontrolada (O: "La paisana tiene avena! Al ataqueeeerrrllll!")

El panorama nacional está revuelto. Ha habido una serie importante de manifestaciones en contra del proyecto Hidroaysén, incluso en castro (unas 1000 personas). Además, los liceos de todo el país están “en toma” porque los estudiantes reclaman sus derechos. Y la semana pasada salieron 15000 personas a las calles de Santiago para manifestarse exigiendo una ley de uniones de hecho. Los medios lo clasificaron como “marcha del orgullo gay”, pero en realidad en la marcha participaron muchos tipos de familias. Los prejuicios en Chile aún son muy grandes, y si se me ocurre sacar el tema en alguna reunión de amigos noto la incomodidad de la gente, que se debate entre su educación, los “chistes de maricones” y mi presencia, que por “europea” y “progresista” inhibe muchos de los comentarios y empuja a la gente a replantearse sus posturas. Al final todo es cuestión de tiempo. Si sigue habiendo presión social con respecto al tema, en unos 20 años más las uniones de hecho, sean del tipo que sean, ya no serán cuestionadas, al menos no legalmente.

Arco Iris frente a mi oficina

Arco Iris frente a mi oficina

Cargando colmenas

Cargando colmenas

El otro día, cuando salió la noticia del congresista al que pillaron enseñando la chorra por la cámara web, Patricio me preguntó si enseñar el pito por el ordenador es delito. Últimamente me cuestiona mucho acerca de la legalidad/ilegalidad de las cosas, si te pueden llevar a la cárcel por pasarte la línea continua, etc etc. Reconozco que hay momentos en los que tengo que pensar bastante acerca de cómo funciona el mundo antes de contestarle a él.

El día 19 de junio fue el día del padre en Chile. Lo celebramos llevando a los niños a La Brújula del Cuerpo, que ha renovado las instalaciones…ahora en vez de tener una piscina de bolas y cuatro colchonetas roñosas tiene una piscina de bolas…y una wii a la que los nenes pueden acceder por un módico precio, que ningún padre/madre está dispuesto a sufragar y por lo tanto permanece ahí muerta de risa. De todas formas, nuestro medio equipo de fútbol infantil lo pasó muy bien.

Como la ley de Murphy nunca falla, durante este mes he tenido varios episodios de corte de luz/ leña húmeda/filtro del agua estropeado sucediendo simultáneamente en los días más fríos o de más lluvia. también me he quedado colgada con uno de los coches del trabajo, y mi camioneta, después de varios meses funcionando bien, vuelve a estar estropeada. De todas formas me doy cuenta que me tomo las cosas con mayor relatividad y buen humor que el año pasado. la experiencia me ha ido demostrando que las cosas se arreglan, tarde o temprano, y que desesperarse sólo lleva a sufrir de más y a que la situación empeore. Como contraparte, hemos hecho algunas mejoras en la confortabilidad de la casa: instalamos barras de cortinas en el living y en la cocina, y compramos cortinas nuevas. Ahora toda la casa tiene cortinas y las del dormitorio son realmente bonitas. También hemos comprado juegos de sábanas para l@s niñ@s, de hello kitty, pukka, discovery kids y similares, que han causado sensación, y unas cuantas almohadas. Hemos plantado nuevos manzanos y algunos cerezos, aunque en mi zona no hay ningún cerezo conocido que dé frutos, y me regalaron también unos ganchos de ciruelo chilote, sin raíces, que he colocado en vivero para poder plantarlo dentro de unos meses.  Mis ovejas están bien, capeando los temporales y resistiendo la época de mayor restricción de alimento como unas campeonas, aunque con ayuda, obviamente.  El día de la helada no quisieron guardarse y amanecieron con el lomo blanco. Utilizando un plástico de piscina viejo les hemos  construido un comedero para darles fardo, además del que ya tenían para la avena. La preñada sigue preñada, aún no le han crecido las ubres así que esta semana tampoco pare, y de las otras sospecho que alguna más está esperando familia. Ya conocen el sonido del caldero de la avena, y cuando quiero que vengan sólo tengo que hacer ruido con él e inmediatamente las tengo a todas alrededor. Parecen perritos. En cuanto a los gatos, se pelean mucho entre ellos, tanto que creo que les voy a cambiar el nombre por “Costras” y “Jack Sparrow”. Están llenos de cicatrices y postillas. Además, como los he tenido unos días sin entrar a la casa, porque se dedicaban a reclamar como propia la montaña de ropa para planchar, los ratones han detectado su ausencia y el otro día pillé mordida una manzana que quedó accidentalmente en la parte más baja de un frutero (de esos de ruedas con varios pisos)… con lo cual los gatos han vuelto a entrar, y las precauciones con respecto al alimento almacenado, si ya eran estrictas, ahora se han vuelto férreas.  Como siempre digo, ¡qué bonita es la vida en el bosque! 

Mis nuevos árboles (1)

Mis nuevos árboles (1)

Mis nuevos árboles (2)

Mis nuevos árboles (2)

Tralaralalita, planto mis plantitas ^_^

Tralaralalita, planto mis plantitas ^_^

Patricio practicando la auto-foto resultona para cuando tenga facebook :D

Patricio practicando la auto-foto resultona para cuando tenga facebook :D

Patricio practicando la auto-foto chorra para cuando tenga...amigotes tan cafres como él

Patricio practicando la auto-foto chorra para cuando tenga...amigotes tan cafres como él

Algunos pasan olímpicamente del nuevo surgimiento de la vida en nuestro campo...

Algunos pasan olímpicamente del nuevo surgimiento de la vida en nuestro campo...

El humo de mis chimeneas ^_^

El humo de mis chimeneas ^_^

Yemas de cerezo (tocad madera para que no se las zampen las ovejas)

Yemas de cerezo (tocad madera para que no se las zampen las ovejas)

En un viaje a Puerto Montt me compré el último libro de Isabel Allende, “El diario de Maya”. En realidad no me gusta mucho la Allende, pero no pude resistirme a ver cómo retrata la vida y costumbres del archipiélago a través de los ojos de una “gringuita” de 20 años. Nada del otro mundo, se lee en un suspiro sin mayores complicaciones, pero a mí, que cabalgo entre dos mundos, el de la extranjera europea y el de la vecina chilota (o “achilotada”, como me dicen acá), me proporcionó un interesante rato de reflexión acerca de los estereotipos (no sé si también prejuicios) y de cómo yo misma  en ocasiones abuso de ellos, consciente o inconscientemente, cuando redacto estas líneas. Aunque probablemente, el año pasado lo hacía con mucha más frecuencia que ahora.

El sempiterno transbordador

El sempiterno transbordador

Puesta de sol una tarde de trabajo

Puesta de sol una tarde de trabajo

En lo laboral, el comienzo del mes tuve mucha actividad fuera de la oficina, dando charlas a lo largo y ancho de la isla: Chonchi, Queilen, Curaco de Velez, Quellón, Achao, Isla Lemuy (de donde vino mi oveja Lemuyana), entre otros. Me gustó mucho conocer tantos lugares en los que no había estado, y encontrándome cosas entrañables como la Escuela Rural “El pulpito” (aún no he averiguado si la omisión de la tilde en la u fue accidental o intencionada), el cartel de la carretera que ofrecía “Sanguchón de pernil” (una traducción aproximada sería “peazo bocata de lacón”) y “El paraiso del moluLco”, al lado de uno de los mayores centros de cultivo de chorito (mejillones), donde se pueden disfrutar todas las exquisiteces del mar por un módico precio…y donde la L no es un error sino que toma el nombre de ese sector, que se llama precisamente así.

Trataré de no volver a dejar pasar tanto tiempo sin actualizar, porque me doy cuenta que muchos detalles del andar cotidiano se me escapan entre los dedos antes de que me de tiempo a anotarlos. Y en el fondo, si algo me gusta de esta web, es su capacidad para haceros partícipes de todas esas cositas que le dan sabor a mi vida en esta parte del mundo.

Os quiero y vais conmigo en cada paso.

Dalcahue (Tierra de Dalcas)

Dalcahue (Tierra de Dalcas)

Vulcanización El Chilote Chico y Curanto al Hoyo

Vulcanización El Chilote Chico y Curanto al Hoyo

Puertita

Puertita

Cabañas "onde Nacho"

Cabañas "onde Nacho"

Patricio en el mercado

Patricio en el mercado

Farmacia y completos en el mismo sitio...el colesterol ya no es un problema! ^_^

Farmacia y completos en el mismo sitio...el colesterol ya no es un problema! ^_^

Mural en una calle de Chonchi (1)

Mural en una calle de Chonchi (1)

Mural en una calle de Chonchi (2)

Mural en una calle de Chonchi (2)

Costanera en Chonchi

Costanera en Chonchi

¿Por qué?

¿Por qué?

Respuesta 1: Porque me da la gana

Respuesta 1: Porque me da la gana

Respuesta 2: porque a los criadores de salmón y choritos les da la gana

Respuesta 2: porque a los criadores de salmón y choritos les da la gana

Paso a la isla Lemuy

Paso a la isla Lemuy

Paso a la isla Lemuy (2)
Paso a la isla Lemuy (2)

QUENAC

May 23, 2011 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, Geografía, La Vida..., Trabajando, Usos y costumbres, Viajando

Estimadas, estimados:

La semana pasada hubo una actividad “de terreno” en la isla Quenac. Tuve que preparar un power point rural, es decir, una pancarta con fotos pegadas (tal y como se hacían los posters de los congresos antes de la era digital), porque en la mayor parte de las islas del archipiélago no hay suministro eléctrico durante el día (hay luz más o menos de 6 de la tarde a 10 de la noche), con lo cual el uso de cualquier cosa parecida a un retroproyector es ciencia-ficción :)  

power point rural ^_^

power point rural ^_^

No sé si os acordáis que hace unos meses tenía que ir allá por otra actividad pero nos quedamos en tierra porque un chiquillo se suicidó y se paralizó toda la isla…bueno, pues parece que soy ñeta (gafe), porque esta vez ocurrió algo parecido. Dos dían antes del viaje, asesinaron en Puerto Montt a dos hermanos de 18 y 25 años que habían nacido y crecido en Quenac…y justo el día que teníamos que ir se celebraba el sepelio. Afortunadamente no se suspendió el viaje de las lanchas a la isla, y fuimos, aunque sabiendo que la actividad iba a estar muy restringida (obviamente, todo el pueblo iba a asistir al funeral).

Llegamos al puerto de Achao a eso de las doce de la mañana, y hubo que esperar hasta que saliera nuestra lancha , a las tres de la tarde (la hora nunca es fija). Lo de “tomar la lancha” es toda una aventura, al menos para mí, que lo miro todo con ojos nuevos de turista despistada…para la gente de las islas es algo cotidiano. En las lanchas, casi siempre con nombres femeninos como “Fabiola Pamela” y similares, transportan todas las cosas que compran en la Isla Grande o en el continente: colchones, electrodomésticos, sacos de harina y azúcar y todo lo que os podáis imaginar. Hay que dejar el coche en Achao porque a las islas no se puede ir en vehículo; los pocos que hay han sido fletados en viajes especiales, contratando un pequeño transbordador. Habitualmente son camionetas viejísimas y achacosas que recorren cansadas los caminos rurales, en las que cada gota de bencina o petróleo que utilizan se cuida como si fuera oro, dado que también hay que transportarla desde la Isla Grande. generalmente, las personas se movilizan a caballo, dada la dificultad de conseguir y mantener un vehículo.

 

Puerto de Achao (fijáos en las lanchas "aparcadas" al fondo)

Puerto de Achao (fijáos en las lanchas "aparcadas" al fondo)

 

 

Algunos van con prisa a tomar su lancha

Algunos van con prisa a tomar su lancha

Las diferentes lanchas que van cada una a una isla diferente (el nombre de la isla se indica en un cartelito, como en los autobuses) se “estacionan” en el puerto, y para llegar hasta la que necesitas (en nuestro caso, el “Favián Eduardo” ) hay que subirse trepando por el casco de la primera y pasar de barca en barca, sorteando gente, sacos, maletas, aparejos de pesca y bultos varios. Cuando tuve que subir a la primera lancha me quedé colgando del casco como una mona (no es fácil, os lo aseguro, sobre todo cuando vas calzada con botas de puntera de acero) y a duras penas conseguí retreparme hasta llegar arriba, resoplando como una camella; lo mejor fue que, cuando por fín llegué a la cubierta, vi una señorina que se disponía a subir; con mi mejor intención le dije: ¿necesita ayuda? Y ella, tan pancha, me dijo: “no, m´ijita, muchas gracias”, y en un plis plas se había subido a la barca. Impresionante.

 

 

Algunas familias van en barquitas pequeñas

Algunas familias van en barquitas pequeñas

 

 

Vista del "camino" que tuve que recorrer para llegar a mi barca...todo lo que véis son personas y bultos encima de unas siete lanchas.

Vista del "camino" que tuve que recorrer para llegar a mi barca...todo lo que véis son personas y bultos encima de unas siete lanchas.

Durante el trayecto hay personas que bajan al reducido habitáculo interior (incluso algunos aprovechan para echar una siestecita) y otros van arriba. Las cajas, paquetes y “cachureos” (cachivaches) varios  se distribuyen por todas partes. Las lanchas salen sólo si no hay temporal, con lo cual muchas veces la gente se queda en tierra y tienen que descargar de nuevo todos los bultos. Y lo que es peor, a veces uno viaja a las islas con equipaje para un par de días…y se tiene que quedar dos semanas hasta que el tiempo mejora y puede salir la lancha!

 

 

Flavián Eduardo, una de las pocas lanchas con nombre masculino

Flavián Eduardo, una de las pocas lanchas con nombre masculino

 

 

¿A dónde vais? A Achao!!!!!!! (contentas)

¿A dónde vais? A Achao!!!!!!! (contentas)

 

Una siestecita... (justo cuando le saqué la foto abrió los ojos y me pilló, vaya corte)

Una siestecita... (justo cuando le saqué la foto abrió los ojos y me pilló, vaya corte)

Este peñón habitualmente está llenos de lobos, pero a la hora que pasamos sólo había uno (¿lo véis?)

Este peñón habitualmente está llenos de lobos, pero a la hora que pasamos sólo había uno (¿lo véis?)

Cuando llegamos a la isla el ambiente no era muy festivo que digamos; en la pequeña casita donde nacieron los hermanos se estaba celebrando el “velorio”. En Quenac, como en muchas otras partes de Chiloé, aún se vela a los difuntos en las casas. Nos instalamos en la cabaña de la señora Nancy, que nos dio de cenar en su casa mientras revolvía la ensalada de betarraga (remolacha) porque se le había quedado congelada (la dejó fuera de la ventana unas horas), y chupaba tranquilamente la cuchara de servir para ver cómo estaba de sal.

 

Llegando a Quenac (las casitas que se ven no son una parte del pueblo, son TODO el pueblo)

Llegando a Quenac (las casitas que se ven no son una parte del pueblo, son TODO el pueblo)

 

 

La señora Nancy

La señora Nancy

A la mañana siguiente nos dimos cuenta de que cualquier actividad de las que teníamos programadas con los productores iba a ser imposible de realizar, porque todo el pueblo iba a asistir al funeral. Lo único que pudimos hacer fue la reunión, que estaba programada para la mañana y pudimos aplazarla para la tarde. Mi fantástica presentación en papel no se veía desde lejos, porque el galpón donde estábamos se estaba oscureciendo por momentos (eran ya las cinco de la tarde) y porque, todo sea dicho, no calculé que las fotografías eran difíciles de ver a una distancia mayor de un metro…así que, a grandes males, grandes remedios:

^_^

^_^

 

La cabaña de la señora Nancy

La cabaña de la señora Nancy

 

Vista desde mi ventana por la mañana (1)

Vista desde mi ventana por la mañana (1)

 

Vista desde mi ventana por la mañana (2)

Vista desde mi ventana por la mañana (2)

 

Vista desde mi ventana por la mañana (3)

Vista desde mi ventana por la mañana (3)

El cortejo fúnebre salió de la pequeña casita de los chicos. Las cajas las llevaban los compañeros del club de fútbol, vestidos con sus camisetas. Primero los llevaron a la sede del club, después a la escuela del pueblo, a la iglesia (en cada parada se repetían y mezclaban cánticos, ovaciones, llantos y rezos)  y por último al cementerio; todos los lugares que he citado estaban en la misma cuadra. El proceso, equivalente a dar una vuelta a la manzana, duró en total unas 5 horas. Independientemente de los aspectos sanitarios y legales, pienso que esta sigue siendo la forma más digna y humana de despedir a los muertos. No hice muchas fotos por respeto, pero os dejo una pequeña muestra.

 

Los abanderados con el uniforme de la escuela llegando al velorio

Los abanderados con el uniforme de la escuela llegando al velorio

 

Una de las pocas camionetas de la isla, transportando a la gente que llegaba al funeral

Una de las pocas camionetas de la isla, transportando a la gente que llegaba al funeral

 

El cortejo saliendo de la casa

El cortejo saliendo de la casa

 

La flora y fauna de Quenac son esencialmente parecidas a los de la Isla Grande. Uno de mis compañeros me enseñó una planta llamada quiscal (Greigia sphacelata), de la familia de las bromeliáceas y nativa de Chile, de la que se sacan los “chupones”  (fruto comestible). Se come la parte blanca, que tiene un sabor parecido a las tunas (higos chumbos) y semillas grandes y negras. Sacarlos es muy difícil, porque las hojas de la planta cortan como un cuchillo de sierra, y la infrutescencia de la que se sacan los “chupones” es en sí misma una trampa llena de pinchos…pero merece la pena pincharse un poco, porque están muy ricos.

 

Chupones (1)

Chupones (1)

 

Chupones (2)

Chupones (2)

El jardín de la señora Nancy era una casa de sorpresas, una cápsula del tiempo en la que te podías encontrar cualquier artilugio, entre ellos varias piedras de molino y una prensa para hacer chicha. La chicha de manzana es una bebida tradicional de Chiloé parecida a nuestra sidra, que se prepara machacando las manzanas a varillazos (maja a vara) o aplastándolas entre dos planchas de madera. En la foto, fijáos que en la punta hay una malla de plástico que hace las veces de filtro; antiguamente se unaba una red de quilineja, una planta trepadora con la que se confeccionan también cestas, creo que ya os he hablado de ella en alguna ocasión.

El jardín de la señora Nancy

El jardín de la señora Nancy

Piedras de molino

Piedras de molino

Prensa

Prensa

Os dejo algunas fotos más que tomé en el pueblo, para que veáis cómo son las casitas y la pintoresca iglesia.

Iglesia de Quenac

Iglesia de Quenac

Casa en Quenac (1)

Casa en Quenac (1)

Casa en Quenac (2) (esta es la casa donde nacieron y se criaron los dos chicos fallecidos)

Casa en Quenac (2) (esta es la casa donde nacieron y se criaron los dos chicos fallecidos)

Un carro chilote (hecho completamente de madera)

Un carro chilote (hecho completamente de madera)

Una calle de Quenac

Una calle de Quenac

Caballos en el aparcamiento de la playa

Caballos en el aparcamiento de la playa

La silla de montar es un cuero de oveja sin curtir (sólo estirado y secado al aire) como el que se estaban comiendo Jochimín y Stalin

La silla de montar es un cuero de oveja sin curtir (sólo estirado y secado al aire) como el que se estaban comiendo Jochimín y Stalin

BMW y Seat 600 ^_^

BMW y Seat 600 ^_^

Las omnipresentes tejuelas de alerce

Las omnipresentes tejuelas de alerce

 

La noche antes de irnos hubo un temporal gigantesco y teníamos serias dudas de que  hubiera lancha al día siguiente. A las ocho y media de la mañana, hora a la que supuestamente nos íbamos, la lancha no estaba en el embarcadero. Nos dimos un paseo por la playa, con el hallazgo de una medusa incluido,  y finalmente a las nueve y algo llegó nuestro autobús acuático.

 

En la playa (1)

En la playa (1)

 

En la playa (2)

En la playa (2)

 

En la playa (3)

En la playa (3)

En la playa (3)

En la playa (3)

Medusón (no conozco la especie)

Medusón (no conozco la especie)

Bióloga, veterinaria y medusón

Bióloga, veterinaria y medusón

Por fin llega la lancha

Por fin llega la lancha

Hasta la próxima, Quenac

Hasta la próxima, Quenac

En el viaje de vuelta, la parte femenina de la expedición se acomodó en la parte de abajo de la lancha, porque veníamos muy cansadas.

¿De dónde venís? De Achaaaaaaaaoooo...(zzzzzzz)

¿De dónde venís? De Achaaaaaaaaoooo...(zzzzzzz)

Desembarcando niños, bultos, y tratando de que el capitán te haga caso para pagarle los pasajes (ojo a la caja de la pequera "frutos de Dios")

Desembarcando niños, bultos, y tratando de que el capitán te haga caso para pagarle los pasajes (ojo a la caja de la pequera "frutos de Dios")

Misión cumplida ^_^

Misión cumplida ^_^

Por lo demás, el otoño se ha enseñoreado con la Isla Grande y ya hemos sufrido unas cuantas heladas. Hemos sembrado una buena cantidad de ajos chilotes (los gigantes, ¿os acordáis?) de la cosecha del año pasado. Se nos olvidó desgranarlos antes de ir al terreno, así que hubo que hacerlo sobre la marcha (las manos se pelan y es mejor hacerlo en casa al lado de la estufa…afortunadamente ese día no hacía mucho frío).

 

Transportando a los temporeros en condiciones deplorables

Transportando a los temporeros en condiciones deplorables

Desgranando los ajos

Desgranando los ajos

Ajo chilote con piel (este no es de los más grandes)

Ajo chilote con piel (este no es de los más grandes)

Esparciendo el fertilizante con los pies

Esparciendo el fertilizante con los pies

¿Qué? ¿Que el trabajo infantil está prohibido por la UNICEF? Ah, pero...espera! Bakunin decía que sólo se considera trabajo si es remunerado (en caso contrario es esclavismo), así que...sin problemas!!!

¿Qué? ¿Que el trabajo infantil está prohibido por la UNICEF? Ah, pero...espera! Bakunin decía que sólo se considera trabajo si es remunerado (en caso contrario es esclavismo), así que...sin problemas!!!

El patrón supervisando a los pobres obreros explotados

El patrón supervisando a los pobres obreros explotados

El mismo día que sembramos los ajos sacrificamos una de las corderas, como siempre de forma rápida e indolora en la medida de nuestras posibilidades.  Jochimín y Stalin se volvieron locos con el olor de la sangre, y cuando colocamos provisionalmente el cuero encima de la camioneta para que se oreara decidieron que querían ayudarnos a limpiarlo. A las que quedan les construimos un comedero para darles un poco de avena y ayudarlas a pasar el invierno.

Sin comentarios (1)

Sin comentarios (1)

Sin comentarios (2)

Sin comentarios (2)

Sin comentarios (3)

Sin comentarios (3)

Los excesos de proteína causan estragos en el organismo

Los excesos de proteína causan estragos en el organismo

El comedero

El comedero

Especies nuevas: me regalaron una plantita de ruda (Ruta graveolens), que tiene potentísimos efectos contra los cólicos intestinales y menstruales. Tradicionalmente se planta en la puerta de la casa para evitar visitas (femeninas) indeseadas … También conocí las avellanas chilenas, que son el fruto de la planta silvestre Gevuina avellana,  y tostadas saben ligeramente parecidas a las europeas (Corylus avellana), aunque ni siquiera son primas. El nombre, obviamente, se lo dieron los españoles.

 

Avellanas chilenas tostadas

Avellanas chilenas tostadas

El día 21 de mayo se celebró el día de las Glorias Navales. Como cada año, hubo un desfile en la plaza de armas (aunque esta vez el colegio de Patricio no asistió por razones meteorológicas), y después del desfile una manifestación (unas mil personas) en contra de Hidroaysén (un proyecto que pretende construir cinco centrales hidroeléctricas en una zona casi virgen de la Patagonia Chilena), una más de todas las que se han sucedido a lo largo del país en estos días. A esto se sumó la rendición de cuentas del presidente, que en un acto profundamente republicano (¿?) da cuenta de la marcha del país al Congreso en pleno, donde están representados todos los poderes del país. Este año lo interrumpieron 14 veces, siendo uno de los discursos más “accidentados” de los últimos años.

 

Estimad@s

Hoy finiquité un tema importante y me puedo permitir un respiro para contaros algunas cosas.

En estas semanas no ha ocurrido nada muy emocionante…si exceptuamos que un día Patricio salió del colegio con un diente pegado en el cuaderno de mensajes. Se le había caído durante la mañana y la tía se lo pegó ahí para que no lo perdiera. Cuando ya íbamos saliendo de la ciudad, me di cuenta que el ratoncito Pérez (aquí se llama Ratón de los Dientes) no tenía nada para colocarle bajo la almohada…me detuve al lado de una mínima tiendecita y lo primero que pillé (aunque no había mucha más opción) fue un “nido de conejo”. La camuflé como pude para que Patricio no la viera y nos fuimos a casa.

Uno menos (detalle: diente pegado en el cuaderno)

Uno menos (detalle: diente pegado en el cuaderno)

El nido de conejo es una cestita (o bandeja, o cajita de cartón, lo que se tenga a mano) llena con un poco de “virutilla” o paja (o equivalente en poliespán), huevos pintados (de chocolate y/o de verdad) y en las versiones más actuales, también con un conejo (de chocolate o de peluche) dentro. El tema del conejo de pascua es una tradición germánica (os recuerdo que aquí hubo una gran colonización alemana) que no tiene nada que ver con el tema religioso, pero que se ha mantenido porque, al igual que el viejito pascuero y sus amigos, tiene un gran interés comercial.  La “pascua del conejo” consiste en que el día de la Pascua de Resurrección (según el calendario católico) los adultos de la familia esconden por la casa y el jardín huevos pintados (que con el tiempo han pasado a ser de chocolate) y los niños los tienen que encontrar; se supone que quien pone los huevos (¿???) es un conejo. Con el tiempo ha ido degenerando un poco, de forma que ahora en los “nidos de conejo” hay todo tipo de chucherías y chocolatinas de mil formas y colores, eso sí, sin que falten los huevos y el conejo.

^_^

^_^

Sigo con la historia: Esta pobre mortal, que aún no estaba muy ducha en la tradición de la pascua del conejo, pensó que esa bandejita con dulces conseguida a la carrera sería un más que digno regalito del Ratón Perez, y al día siguiente, Patricio encontró bajo su almohada un nido de conejo que supuestamente le había traído el ratón. La lista de preguntas fue interminable:

-Mamá…¿por qué el ratón me ha dejado un nido de conejo? ¿No será que ha venido el conejo en vez del ratón? ¿Y por qué el conejo se ha llevado mi diente, si era para el ratón???????

Lo arreglé como pude…le expliqué que el ratoncito quería que Patricio conociera las tradiciones chilenas, y como pronto iba a ser la pascua, le pidió prestado un nido al conejo para poder dejárselo bajo la almohada a cambio del diente y que supiera cómo eran…No le convencí mucho, pero cuando probó la primera figurita de chocolate 8con forma de conejo, of course) se le pasó el mal rato.

Esta semana se ha celebrado el aniversario del colegio, y aunque ha habido fiesta y jolgorio y comida (por no variar), lo que más me ha llamado la atención han sido las “alianzas”: se han formado varios equipos (alianza amarilla, roja, verde y azul, creo) integrados por niñ@s de diferentes cursos y edades, y cada día han tenido que hacer pruebas para ir consiguiendo puntos, por ejemplo llevar máquinas de escribir antiguas, discos de Cecilia (¿???) y un montón de objetos inverosímiles. Patricio ha ido todos los días con una camiseta y un globo del color de su alianza (amarillo) y cuando he ido a buscarlo me lo he encontrado en el gimnasio, inmerso en las pruebas, la fiesta y la competición. le he preguntado si esto le gusta y me ha dicho que sí, que le encanta. A mí personalmente me parece una gilipollez, pero es cierto que a los niños les gustan mucho este tipo de cosas y competir en grupo es más sano que hacerlo individualmente.

En los actos del aniversario se organizó también una maratón en la plaza de Castro…en el nivel de Patricio (1º y 2º básico) daban una vuelta completa. Cuando fui a verlo estaba todo acalorado y algo cabreado porque llegó en el 5º lugar…

Corriendo bajo la lluvia

Corriendo bajo la lluvia

Refugiados en la media luna de la plaza de Castro

Refugiados en la media luna de la plaza de Castro

Pero qué chulo soy!!!!

Pero qué chulo soy!!!!

El último día hubo un Acto Académico. No era obligatorio asistir, pero no pude resistirme. Me fascina esa encantadora mezcla de tradición y esfuerzo por darle a estas cosas un aire solemne dentro de las reducidas posibilidades del colegio…es tan kitch que no puedo por menos que sonreirme y mirarlo con ojos divertidos. En Chiloé es uno de los pocos lugares de Chile donde, manteniendo la costumbre de los pueblos, aún acuden “las autoridades locales” a este tipo de actos, léase el Alcalde (o su representate), el cura y el jefe de carabineros y de la marina (desconozco el grado, sorry). Todos de punta en blanco, muy serios, en la primera fila y aguantando el tostón impertérritos.

Esperando a que empiece (1)
Esperando a que empiece (1)

 

De izquierda a derecha, nótese: gorra del marino, galones del carabinero, politiqueo, más politiqueo y los zapatos de la directora XD

De izquierda a derecha, nótese: gorra del marino, galones del carabinero, politiqueo, más politiqueo y los zapatos de la directora XD

El acto comenzó con la interpretación del himno nacional por parte de una nena de unos 12 años. La verdad es que lo hizo bastante bien, pobrecita, vaya papelón. Después se dio paso a la lectura de los saludos del ministro de Educación, el alcalde de la comuna de castro, directores/as de colegios y bibliotecas locales, excusándose por su no asistencia y felicitando al colegio en su aniversario. Además, una de las bibliotecas hizo entrega de algún libro. Después, la directora leyó un discurso que parecía un calco de los tres o cuatro que le he escuchado hasta ahora, y un repeinado alumno de 2º medio (unos 16 años) hizo una “declamación”…algo así como “oh, colegio, mi adorado colegio, en tus aulas me crecieron las alas y tanto te adoro que deberías ser de oro” y cosas así. El pobre chaval tuvo mérito, porque probablemente tendrá que aguantar que durante lo que queda de curso sus compañeros/as lo corran a gorrazos, por memo. Después hubo una especie de “Premios Óscar del colegio” donde le entregaron un permio a los dos mejores profes del año, y la actuación de un quinteto musical que fue…no tengo palabras…indescriptible. La música estaba demasiado alta, y el único micro que funcionaba bien era el de la niña del medio, así que a las otras 4 apenas se les escuchaba cantar (afortunadamente), y la afortunada del centro pegaba unos berridos que podrían haber hecho saltar los cristales. A una se le olvidó la letra y recibió un codazo por parte de la compañera, lo cual generó bastante hilaridad en el auditorio y puso terriblemente colorada a la pobre chiquilla. El acto terminó cantando el himno del colegio, también de letra casposa, pero me tengo que acostumbrar porque me va a tocar escucharlo varias veces a lo largo de la vida académica del Pato.

Inenarrable

Inenarrable

Pese a todo no puedo por menos que admirar el esfuerzo que hacen, tanto este como los otros colegios, por formar a los niños, por acostumbrarlos a estas parafernalias oficiales que por suerte o por desgracia, en un país como Chile van a estar presentes durante toda su vida. No sé si es un esfuerzo consciente o simplemente es parte de cómo son aquí las cosas, pero sería un despropósito y muy pedante por mi parte no aceptarlo con cariño, porque al fin y al cabo, donde fueres haz lo que vieres. Los cambios irán llegando, pero mi hijo no va a ser el arma a esgrimir en esta batalla.

Mis ovejas están bien, aunque siguen pasándose de un potrero a otro cuando les da la gana por más que yo parchee los cercos. Siempre encuentran un lugar por el que colarse…La preñada ya no esta preñada sino preñadísima, y me sorprende mucho que aún no haya parido. El camahueto trata de montar a todas y no le hacen mucho caso, las corderas porque son jóvenes, y las viejas porque probablemente se preñaron en la visita que hicieron en enero al campo del vecino…

Detalle: el Stalin en actitud temeraria

Detalle: el Stalin en actitud temeraria

La Grande rascándose contra el tobogán

La Grande rascándose contra el tobogán

Por cierto, la vecina me invitó a bajar a su huerto de manzanos a “sacar manzanas para hacer empanada”. En Chiloé la empanada de manzana es uno de los postres más tradicionales, junto con la “torta chilota”, que también lleva manzana. En la isla se conservan variedades de manzana antiquísimas, de las que llegaron con los españoles y alemanes, y que probablemente ya no existen en sus lugares de origen. Ni cortos ni perezozoz bajamos ayer a cosechar, y aproveché para llevarme unos manojos de menta fresca, que crece al lado de nuestro pozo y que para los vecinos es una “maleza”.

Los manzanos del vecino. Ejercicio de agudeza visual: ¿dónde está Patricio-Wally?

Los manzanos del vecino. Ejercicio de agudeza visual: ¿dónde está Patricio-Wally?

Menta

Menta

El Stalin cuidando el pozo

El Stalin cuidando el pozo

El invernadero sigue lleno de pepinos y no doy a basto para envasarlos. Ya sólo me quedan los pepinos y dos matas de orégano. El resto o se lo han comido las ovejas o ha cumplido con su ciclo vital. En la casa no ha habido ninguna reforma, exceptuando la compra de vajilla y cubiertos nuevos…dos de cada, porque claro, cada juego trae 6 cosas (6 platos, 6 tazas, 6 cucharas…) y no están pensados para familias reconstituidas de 8 miembros :P El caso es que tanto la vajilla como los cubiertos (de color violeta, yuju!) son muy bonitos y estoy muy contenta. Ah! Me he presentado a un concursito con una receta: “pastel fresco after eight”. Hay muuuucha competencia, pero me hacía ilu ^_^

Estrenando la vajilla como se debe :)

Estrenando la vajilla como se debe :)

Pastel fresco "after eight"

Pastel fresco "after eight"

En lo personal, me sigo maquillando para ir a trabajar y presto más atención a la ropa que me pongo…me coloco algún pañuelito en el cuello, me he comprado unas botas “femeninas” y en general intento no parecer un camionero. Sigo sin saber de dónde proviene este cambio de comportamiento en lo referente a mi aspecto, pero me acuerdo cada día de mi madre y mi hermana, de cómo ellas se arreglan y se sienten bien con ello, y me planteo que quizá en algún momento hacer todo lo contrario fue mi forma de oponerme a la generación anterior y que ahora me reconozco en ellas como una igual, y ya no me siento disfrazada si un día me maquillo o me pongo un poco de tacón.  Anécdota chorra: el otro día me dejé las botas fuera de la casa, y por la mañana salí a buscarlas a oscuras. Al ir a ponérmelas me di cuenta de que una babosa había pasado la noche en una de ellas…jajajajaj!!!! Estas cosas sólo pasan cuando se vive en el campo :D A veces me planteo qué sentido tiene ir toda arregladita cuando llueve a jarros, me bajo y me subo de la camioneta colocando la tracción, abriendo el cerco y tratando de no mancharme de barro…….

Mientras hacía la foto avanzó unos cuantos cm (era una babosa de carreras)

Mientras hacía la foto avanzó unos cuantos cm (era una babosa de carreras)

Otro visitante (este venía con las manzanas)

Otro visitante (este venía con las manzanas)

Esta semana estaré en ososrno por trabajo, haré fotos y os contaré la semana que viene, antes de volver a embolinarme con “harta pega” (mucho trabajo).

Un beso para tod@s , os echamos de menos.

Esperando a que empiece (2)

Esperando a que empiece (2)

EMBARAZO (NO ESPERADO PERO SÍ DESEADO)

Feb 6, 2011 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, Trabajando

Hola familia;

Tengo la impresión de que en estas últimas semanas mi vida ha girado mayoritariamente en torno a las ovejas. Quizá en los últimos post estoy resultando cansina o recurrente con el tema, pero ahora mismo el tema ovino es el que llena todas mis horas laborales y gran parte de las personales…y como os sigo haciendo partícipes de mi vida en este rincón del planeta, os lo sigo contando aunque quizá no tenga nada de espectacular y sí algo de monótono. Aunque para mí no lo es. La semana pasada cambiamos a las dos terneras que nos quedaban por 6 ovejas más (2 blancas y 4 negras, todas ya adultas) y un corderito (aunque este venía ya listo para el horno), con lo cual nos hemos despedido del negocio vacuno y mi criadero de ovejas chilotas ya tiene 15 integrantes: 4 blancas, 10 negras y el machito manchudo. Las 6 nuevas no tienen nombre aún, me encantaría que me diérais ideas.

Mis ovejas me hacen feliz…no puedo explicaros por qué; no provengo de una familia de pastores ni es algo que vaya integrado (al menos no conscientemente) en mi acervo cultural. Siempre soñé con vivir en contacto con la naturaleza y tener huerto, invernadero y todo eso, pero jamás me imaginé cuidando de mi propio rebaño de ovejas, ni siquiera durante los cuatro años en que basé mis estudios de doctorado básicamente en esta especie y en cómo estudiar lo que ocurre dentro de sus estómagos…Y sin embargo, repito, me hacen feliz. Todo esto empezó con mi regalo de cumpleaños, que fue una sorpresa absoluta; además, un amigo me había dicho que si acondicionaba bien mi campo, me regalaría alguna de las suyas, y así fue. El resto han llegado por compra y por trueque…y a día de hoy tengo ya un rebañico bastante curioso. Y por cierto, aunque no estoy segura del todo, creo que una de las últimas está preñada…sería muy raro, porque aquí las ovejas entran en celo más o menos en marzo (en otoño, cuando empiezan a disminuir las horas de luz), pero las chilotas tienen el ciclo abierto y pudiera ser que se hubiera quedado preñada (excepcionalmente) en primavera. la cuestión es que vista desde atrás tiene una panza que parece algo más que un rumen lleno…así que puede que dentro de unos días (por el volumen, de febrero no pasa) tengamos una (o dos) nuevas vidas en el campo. Ya os iré contando.

Con la llegada de las nuevas integrantes, hemos tenido que dividir el campo en varios potreros para hacer rotación.  Los cercos los hemos hecho en parte con las tapas de madera que os contaba el otro día, y fundamentalmente con redes de pesca recicladas, que ya no se utilizan y en vez de botarlas (tirarlas) se pueden comprar a buen precio, y la verdad es que quedan genial…siempre y cuando uno se asegure de sujetarlas al suelo, porque las ovejas saben meter la cabeza por debajo y colarse donde quieren. No me preguntéis por qué lo sé; simplemente os diré que mis hermosos repollos morados y mis guisantes se han transformado en proteína animal de alta calidad. Ejem.

Patricio sale de vacaciones (por fin!) esta semana…el pobre estaba ya un poco cansado de ir al jardín. La semana pasada hemos estado enfermos, con un catarro bronquial bastante fastidiao (sobre todo yo), pero ya nos hemos recuperado casi del todo (tranquila mamá, no ha sido grave). Hemos trasladado el dormitorio a la pieza nueva, con lo cual la antigua, que es muy grande, ha quedado libre para transformarse en la habitación de los niños y espacio de juegos. Y en cuanto a la menda…nada de particular. Esta semana empiezo con un nuevo experimento que me tendrá entretenida hasta finales de mes. Y los gatos han terminado de “pelechar” (cambiar el pelaje) y su pelo ya brilla de nuevo al sol…(llevaban unos días guarrísimos, rebozándose en la tierra, la ceniza, etc y soltando pelos por doquier). El pobre Stalin se mete siempre por enmedio de las ovejas y una de las corderitas, que es súper curiosa, siempre quiere ir a olerlo, y a él no le hace ninguna gracia; el otro día, no sé por qué razón, detrás de la cordera se tiraron todas las demás en tropel hacia donde estaba él, y después de quedarse paralizado de terror durante unos segundos, salió escopetado hacia la casa buscando refugio. Y el Jochimín está muy indignado, porque utilizaba la pieza en construcción para sus correrías nocturnas, y ahora hemos invadido su territorio.

Echo de menos pasear por las calles de León. Os echo de menos.

Un beso fuerte, fuerte, fuerte para tod@s.

malla de pesca reciclada

malla de pesca reciclada

antes de colocarla

antes de colocarla

detrás de la paisana con el machete en la mano se ve más o menos cómo quedó el cerco con la red

detrás de la paisana con el machete en la mano se ve más o menos cómo quedó el cerco con la red

Mi precioso rebaño (la de las flechas es la que sospechosa de estar preñá)

Mi precioso rebaño (la de las flechas es la que sospechosa de estar preñá)

El Camahueto (qué lindo que es!!!)

El Camahueto (qué lindo que es!!!)

FIN DE CURSO EN DICIEMBRE

 Querida familia:

 Como en los últimos post ha habido cierto revuelo con el tema de que los escolares chilenos se la pasan de fiesta y comilonas varias (la verdad, no se me ocurre el por qué de estas infundadas acusaciones jijiji) os cuento algunas cosas:

 Los últimos días de clase las tías me entregaron dos carpetas, tres cuadernos y dos libros (uno general y otro de inglés) llenos de trabajos, fichas, fotos, dibujos, recortes, etc, etc, etc. Patricio ha utilizado este curso el triple (o más) de material didáctico que el curso pasado. Ha venido a casa con al menos una manualidad (relativamente compleja) por mes. Ya sabe leer y escribir los números del 1 al 20. Ya reconoce y escribe palabras sencillas, y sabe separar perfectamente en sílabas. Se ha acostumbrado a ensayar, a representar, a recitar, a cantar y a hablar en público. En el informe de rendimiento en el que se les evalúan 29 ítems dos veces al año (algo así como las notas), en las áreas en las en el primer semestre sacó un “I” (iniciándose) ahora subió a un “A” (adquirido el aprendizaje), y en las que había sacado un “A”, ahora subió en casi todas a un “MA” (muy avanzado). A final de curso les hicieron además un examen individual de evaluación (6 hojas, 18 preguntas en total, tres horas de duración) y sacó un 91 sobre 100. Además de los logros académicos, las “tías” han sido en todo momento amables y  cariñosas. Estoy realmente contenta con la educación preescolar chilena, y espero que en los años sucesivos (el año que viene comienza la Educación Básica) la cosa siga igual de bien. El colegio de Patricio fue uno de los mejor evaluados en la última prueba SIMCE a nivel nacional.

 El jueves 16 se celebró la ceremonia de graduación. Ya sólo con entrar en el gimnasio y ver el escenario me puse a llorar, y eso que ni siquiera habían llegado l@s niñ@s, así que imagináos todo lo que lloré después. Fue una ceremonia súper emocionante (cebollenta, como dicen acá, jejejej) con discurso de la directora, de las tías y de una representante de l@s apoderad@s,  y después  un paripé en el cual iban llamando a cada alumn@, este sale al escenario, le dan su diploma, su cuadro de honor y su regalo,besa a sus tías, se hace una foto con la tía Katy, después salen  l@s apoderad@s, besan al niño o niña, besan a las tías, y todos juntos se hacen otra foto con el niño o niña mostrando su diploma. Dos horas en total de emocionante despliegue lacrimal materno. La ceremonia terminó con una representación muy ad-hoc del musical “Alegía”, del Circo del Sol, con mujer zancuda incluída. En otras circunstancias todo esto me habría parecido otro exceso “chilean style” más, pero tengo que reconocer que fue inolvidable.

Graduad@s

Graduad@s

El escenario (la que está hablando en el púlpito es la directora)

El escenario (la que está hablando en el púlpito es la directora)

Alegría

Alegría

 

Pero qué grande que es mi niño!!! (y la tía que tenemos detrás)

Pero qué grande que es mi niño!!! (y la tía que tenemos detrás)

Cuadro de honor ^_^

Cuadro de honor ^_^

Mira, abuelita!!!!!!

Mira, abuelita!!!!!!

Al día siguiente, el viernes 17, era el último día de clase. Patricio tenía que ir disfrazado y hacer una representación en la que salía de la caja aquella que forré con papel de regalo, pero desgraciadamente me salió una actividad en el campo que suraba todo el día, así que lo tuve que dejar en el jardín. De todas formas, después del año repleto de juergas escolares que se ha pegado, yo creo que ya ni le importó. Al menos no lo vi excesivamente compungido con el asunto. A partir de este viernes ha comenzado a hacer jornada completa en el jardín (come allí) y se va a dedicar básicamente a jugar, pintar y recortar.

 Ese mismo viernes, me sorprendí cuando Cristina me felicitó el cumple-tesis…me parece increíble que haya pasado ya un año desde que me convertí en doctora, obteniendo el título que tantas puertas me está abriendo en el mundo. Un beso para tod@s aquell@s que lo hicísteis posible.

 El lunes 20 viajé a Osorno para asistir a una reunión. Salí de Chiloé con la parka de invierno y al llegar allí ya me había quitado todo excepto una camiseta de tirantes. Es impresionante, en el resto del país es VERANO, pero Chiloé parece no haberse enterado…aún tengo que encender el fuego a diario y dormir con tres  mantas y edredón, y hace unos días “escarchó” por la noche y se me helaron algunos de los calabacines del huerto.

El volcán Osorno desde la carretera

El volcán Osorno desde la carretera

Manzano, paisana y chanchito (qué rural todo!!!)

Manzano, paisana y chanchito (qué rural todo!!!)

La primera manzana

La primera manzana

El miércoles 22, cuando fui a buscar a Patricio al jardín, me encontré a tod@s l@s niñ@s con gorro de viejito pascuero, sentados en círculo en el hall, la música a todo volumen y un gran cachondeo general. Resulta que había llegado el viejito (un paisa con gafas de sol al que se le veía medio bigote negro bajo la barba blanca) y les estaba entregando unos regalos y una bolsa de dulces (la bolsa hecha por cada uno de ellos); iba llamando a cada uno y una fotógrafa (a la que aún no he conseguido localizar) les hacía una foto. Si la encuentro, colgaré la foto, lo prometo. El regalo del viejito fue una preciosa artesanía local, un Belén Chilote.

Belén Chilote

Belén Chilote

 Hoy, mientras escribo esto (24 de Diciembre), pienso en lo diferentes que van a ser estas fiestas en comparación con las que he pasado todos los años desde que tengo memoria. Al ser verano (beuno, en Chiloé relativamente) y al estar tan aislada del mundo (por la insularidad, por vivir en el bosque, etc) los mensajes son absolutamente distintos. La gente, las calles, las sensaciones, los olores, los sabores, todo, es ajeno a lo que conozco, a lo que va integrado en mi acervo cultural (y me atrevería a decir genético, si se me permite la licencia). En el fondo es mejor así, porque esta descontextualización me ayuda a sobrellevar el hecho de no tener cerca de quienes siempre estuvieron. Sin embargo, no puedo evitar un pinchacito en el corazón, un algo que a ratos me roba la sonrisa. Mañana es Navidad, vendrán los niños y me concentraré en ellos, en su alegría, para no pensar mucho.

 Mañana cumplo 32 años.

Estimad@s.

La semana pasada tuve que forrar con papel de regalo una caja gigante de la que tendrá que salir mi hijo en su ceremonia de graduación…imaginaros el espectáculo al movilizarla por Castro…en fin. Además, me entregaron la túnica que tiene que colocarse ese día (una especie de saco azul…vamos, que con ella puesta parece el murciélago que pilló el Stalin pero azul y con un lazo amarillo al cuello).

 

forrar una caja de este tamaño no es tan sencillo como puede pensarse...

forrar una caja de este tamaño no es tan sencillo como puede pensarse...

Me invitaron a un seminario ovino en Loncoche, un pueblito de la novena región (Araucanía, os recuerdo, donde los indígenas pehuenches, los mapuches y los piñones gigantes de Araucaria…¿os acordáis?). Desde Castro son “sólo” 9 horas de viaje…pero valió la pena. En lo laboral salió todo bien (o al menos esa fue mi impresión) y la gente fue super amable conmigo. Me llevaron de “paseo exprés” a Villarrica, uno de los mayores centros turísticos de Chile (tiene un lago y un volcán con nieve perpetua muy bonitos). Además los organizadores del seminario me regalaron una artesanía local, unos copihues de madera.

artesanía

artesanía

Lo que se ve al fondo es el volcán y el lago (Villarrica)

Lo que se ve al fondo es el volcán y el lago (Villarrica)

El copihue (Lapageria rosea) es la Flor Nacional de Chile (tienen bandera nacional, himno nacional, escudo nacional, animal nacional, flor nacional y seguro que alguna otra cosa nacional que desconozco…). El nombre viene del mapundungun “kopiwe”. Es como una enredadera. Las flores son rojas, preciosas (también hay copihue blanco pero el nacional es el rojo), y actualmente está prohibida su recolección y venta, aunque en la zona donde estuve es donde está la mayor población de la especie, y es por eso que hacen artesanía con motivos de copihues. Como curiosidad, la marca de fósforos (cerillas) más utilizada en Chile desde hace décadas se llama copihue, las cajitas tienen la flor dibujada y la leyenda “trabajo de chilenos”. Fue una de los primeros objetos chilenos me regalaron estando aún en España, y aunque ahora utilizo los fósforos en cantidades industriales y en varios tamaños diferentes, aún guardo esa cajita con mucho cariño. Una leyenda cuenta que los copihues provienen de las lágrimas de sangre derramadas por los guerreros mapuches al ver a sus compañeros muertos tras una batalla. Hay otra que explica la historia de dos príncipes, la princesa mapuche Hues y el príncipe pehuenche Copih, que mantenían una relación amorosa en secreto, y un día los pilló el padre de Hues a orillas de la laguna Nahuel. El padre les atravesó el corazón con una lanza, murieron y sus cuerpos cayeron al agua. Tiempo después, los pueblos mapuche y pehuenche, tristes por la ausencia de los príncipes, se reunieron en las orillas de la laguna para recordarlos. Al amanecer, emergieron dos lanzas de las aguas, entrecruzadas y atadas por una enredadera, y en ella había dos hermosas flores alargadas, una roja como la sangre y otra blanca como la nieve. A esas flores las bautizaron como copihues.

copihues

copihues

 

Siguiendo con mi viaje, estuve de visita en el campo de algunos productores de la zona, y uno de ellos tenía (a ver si me acuerdo de todo): ovejas, cabras, chanchos, gallinas, pavos, patos, ocas, conejos, abejas…y dos llamas (macho y hembra) que compró con intención de pastorear a las ovejas (en esta zona las utilizan para eso). Al principio sólo tenía a la llama y todo iba bien, hasta que compró al llamo…entonces la hembra empezó a ponerse agresiva y se fue a la porra la labor de pastoreo. Ahora los mantiene juntos en un potrero grande sólo para ellas…lo que no sabía el pobre es que las llamas y los llamos pasan todo el año separados (se odian), y sólo se juntan en la época de reproducción.

llama y llamo

llama y llamo

El resto de la semana transcurrió tranquilo, aunque tuvimos un duro trabajo para desmalezar las habas y los guisantes, porque no les echamos herbicidas y claro, las plantas adventicias (para un biólogo no existen las “malas hierbas”) hacen su agosto…en diciembre.

El lunes de esta semana, cuando llegué a dejar a Patricio en su sala (clase), una “apoderada” (vamos, una mamá, pero es que a los responsables de los niños se les llama apoderados para evitar discriminar a los que no tienen papá y/o mamá) con la que me llevo bien se me quedó mirando y me dijo:

- “Y tú…qué te pasó ayer que no viniste?”

-Que no vine ¿a dónde? -Pregunté, muy mosqueada

-Pues al Paseo de Curso, mujer…………………..

En ese momento me llevé la mano a la frente y exclamé un “conchesumare!!!” digno de cualquier chileno que se precie de serlo. La traducción en este caso equivale a un “h*stia p*ta!!!” (con perdón). El Paseo de Curso: actividad clásica por excelencia, no puede faltar en los diciembres de todos los escolares chilenos desde los 3 hasta los 16 años. El nivel de importancia es tal, que a los niños chilenos no se les amenaza diciéndoles que se quedarán sin “viejito pascuero” (papá noel), sino que si no se portan bien, no irán al Paseo de Curso. El Paseo lo organizan los apoderados de cada curso. Se recauda plata, se ponen de acuerdo para ver dónde será, qué día, a qué hora, y sobre todo…qué se va a comer y beber y qué regalo se le va a hacer a los niños. Porque claro, como en cualquier evento social chileno que se precie, hay cantidades ingentes de comida; en este caso anticuchos (pinchos morunos), lo sé porque fui a la reunión donde se decidió todo esto) y también se le entrega un regalo a cada niño. El caso es que esta reunión para decidir estas cosas TAN importantes fue hace UN MES, y yo apunté la fecha en un cuaderno…y ahí quedó. Con el grado de actividad laboral, viajes y sobre todo, la ingente cantidad de actividades del Pato en el colegio y el jardín (recordad la Semana del Párvulo, aaaarrrggg!!!), pasó lo que tenía que pasar…SE ME OLVIDÓ EL PASEO DEL CURSO. Así que, mientras los compañeros de clase de patricio se lo pasaban pipa el domingo por la tarde jugando en un centro de diversiones y comiendo anticuchos, mi pobre hijito hizo lo mismo que casi todos los domingos…jugar en el campo mientras yo doblaba el lomo en el huerto. Aunque la verdad es que hizo un día precioso…

El caso es que después de que me lo dijeran las mamás, el lunes me fui al trabajo con un sentimiento de culpa del porte de un buque (expresión chilena para decir “enorme”). Sin embargo, cuando fui a recogerlo a mediodía, salía flipando porque la tía le había guardado sus regalos (2), y claro, patricio no esperaba que un luner cualquiera le cayeran dos regalos del cielo…así que hablé con él, le expliqué lo que me había pasado y me dijo: “no te preocupes mamá, yo sé que tu trabajo es importante y a veces se te olvidan las cosas porque estás muy ocupada, pero no me importa porque me han hecho dos regalos”. Se me partió el corazón de nuevo, pero sonreí y lo abracé, y me sentí muy orgullosa de él. Cuando abrió los regalos se le pasó cualquier resto de pena por no haber ido al paseo: una pistola lanza-dardos de gomaespuma y una camioneta monstruo con ruedas intercambiables…sí, antes de que lo preguntéis, en Chile hay una división sexista de los juguetes mucho más fuerte que en España, que traspasa incluso a los colegios. Cualquier intento de que el regalo hubiera sido un cuento, un puzzle, un instrumento musical o algo por el estilo, habría sido surrealismo puro. Vamos, que aunque algo me atrevía a sugerir a alguna apoderada, ni p*** caso.

La semana pasó rápido, con mucho trabajo, el miércoles sin trabajo ni cole (aquí, obviamente, no hay puente de la Constitución, pero el día 8 de diciembre es el “día de la virgen”, y es “feriado”). Se nos volvió a estropear la camioneta (viva mi camioneta!), y como el jeep lleva muerto un par de meses, nos tocó subir a pata, y tal como pinta la cosa, nos va a tocar hacer lo propio esta semana que viene. El sábado nuestra amiga la vaquita culona (la blanca y negra) ofreció su vida para que nosotros podamos alimentarnos durante el próximo medio año. Si hubiérais visto a los gatos…pillaron tanta carne fresca que después lo único que pudieron hacer fue entrar tambaleándose en la casa, con la panza más inflada que un globo, a hacer la digestión el resto de la tarde, tirados por cualquier parte. Vuelvo a tener el arcón vertical (y el congelador del refri) lleno con 150 Kg de carne, pero afortunadamente esta vez no ha habido un terremoto (no sé si os acordáis que el día del terremoto habíamos matado otra vaca), y no se ha ido la luz, con lo cual esta vez espero que la carne se congele relativamente rápido. Para los más sensibles: vale, sí, en esta casa matamos animales y nos los comemos…pero mi ternera nació en este campo, y toda su vida se ha alimentado de hierba y leche de su mamá. Sólo ha recibido la medicación estrictamente necesaria (desparasitación y vacunas) y le hemos dado un trato cariñoso, incluso cuando la muy guarra se metía en el invernadero a comerse las lechugas. Y os aseguro que ni se enteró de iba a morir. Yo creo que es una vida (y una muerte) más que digna para una vaquita…

la última foto de las tres juntas

la última foto de las tres juntas

carnivora felidae en acción

carnivora felidae en acción

Y así se han pasado dos semanas más en la Tierra de las Gaviotas. La primavera es rebelde, hay días que sale el sol y otros “se caga lloviendo” (llueve a cántaros), y a veces hace un frío que pela, como de invierno. Me han dicho que es por el efecto del niño (no del mío, del climatológico) y que va a durar al menos un año más. Viva el Hemisferio Sur. Arg.

Besos, besos, besos.

Una imagen…

Nov 22, 2010 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, Trabajando, Viajando

Hola, mis queridas y queridos…¿Qué puedo contaros hoy, en la quietud de una noche de domingo? La verdad es que he estado muy liada en el trabajo, pero no quería guardar silencio durante tanto tiempo.

En estas dos semanas que han pasado, he viajado mucho, mis vegetales han crecido mucho, mis vacas han engordado mucho, mis gatos han cazado mucho y mi familia ha seguido queriéndome mucho. Y como hoy no estyo inspirada para escribir, os dejo unas cuantas imágenes que valgan algo más que estas magras palabras. En casa me va muy lento el internet y agregar cada imagen es un suplicio; si saco un rato esta semana añadiré alguna foto más.

Os quiero.

EDITADO: He añadido algunas fotos. Me quedan por subir algunas más de Santiago, pero trataré de hacerlo en un post aparte para contaros un par de curiosidades histórico-faunísticas.

 
 
 

Leones marinos tomando el sol (hice la foto desde el transbordador)
Leones marinos tomando el sol (hice la foto desde el transbordador)

 

 

Gente chula

Gente chula

 
Una Llama en el centro de Santiago (el gorrito no lo llevaba de motu propio, y de hecho tampoco estaba en ese lugar por gusto)

Una Llama en el centro de Santiago (el gorrito no lo llevaba de motu propio, y de hecho tampoco estaba en ese lugar por gusto)

Con mis ovejitas en el XXVI Congreso Mundial de Buiatría ^_^

Con mis ovejitas en el XXVI Congreso Mundial de Buiatría ^_^

Las primeras flores de mis manzanos

Las primeras flores de mis manzanos

El montoncito al pie del árbol es caca de vaca, la recogemos (sí, a mano, antes de que me preguntéis) y se la colocamos ahí para que fertilice directamente a la planta

El montoncito al pie del árbol es caca de vaca, la recogemos (sí, a mano, antes de que me preguntéis) y se la colocamos ahí para que fertilice directamente a la planta

Mis vaquis ya tienen pasto en la pradera y han dejado de atacar los frutales

Mis vaquis ya tienen pasto en la pradera y han dejado de atacar los frutales

haba

haba

grosella

grosella

zarzaparrilla

zarzaparrilla

frambuesa

frambuesa

aquí se ve a los leones aún más lejos que en la otra foto, pero al menos uno tiene la cabeza levantada y no parece un saco tirado al sol encima de una boya

aquí se ve a los leones aún más lejos que en la otra foto, pero al menos uno tiene la cabeza levantada y no parece un saco tirado al sol encima de una boya

Santiago: río Mapocho atravesando la ciudad

Santiago: río Mapocho atravesando la ciudad

Santiago: nuestra amiga la llama en otra foto robada (el tío de la camiseta de baloncesto cobraba por hacérselas, me tuve que esconder cual paparazzi)

Santiago: nuestra amiga la llama en otra foto robada (el tío de la camiseta de baloncesto cobraba por hacérselas, me tuve que esconder cual paparazzi)

 


Que no te dé vergüenza!!!! COMENTA!!!!! :)


En España son las…


En Chile son las…


 

Junio 2013
L M X J V S D
« Abr    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Categories

Cocinitas Condoros Escribiendo Fauna y Flora Geografía Historia La Vida... Leyendo Mitología Mujeres Música Poesía Soñando Trabajando Uncategorized Usos y costumbres Viajando