Historia de un sueño valseado

Archive for the ‘Cocinitas’ Category


Mayo y Junio

Jun 19, 2013 Author: Eugenia | Filed under: Cocinitas, La Vida..., Usos y costumbres, Viajando

Querida parroquia:

Antes de empezar, os pido perdón por el caos en el tamaño y tipo de letra y el justificado. A veces se me descuadra y no soy capaz de arreglarlo…

Aquí estamos de nuevo. Me da palo espaciar tanto las entradas y supongo que esto hará que algun@ se canse y deje de visitarme (una vez leí, o me dijeron, que dejar de publicar durante más de 15 días equivale a una muerte del blog, pero supongo que esto sucede cuando no tienes lector@s tan fieles y tan pacientes como vosotr@s).

Os cuento cosas de mayo y junio en la Tierra de las Gaviotas.

La vida sigue avanzando, para tod@s. Yo sé de vuestras vidas lo poco o mucho que puedo averiguar, y sigo con ganas de compartir una parte de la mía para quell@s que gusten de este intercambio. Tengo ganas de modificar un poco el blog…no sé, quizá las categorías, o la apariencia, modernizarlo un poco…pero para esto necesito la ayuda de Sara y, lo más importante, recordar todas las claves y contraseñas de cuando se creó el blog. Y evidentemente no las recuerdo. Así que supongo que se quedará como está.


En estas semanas hemos celebrado el día de la madre (10 de mayo, o segundo domingo de mayo, aún no me ha quedado claro) y el del padre (comercialmente el tercer domingo de junio, 19 de junio el oficial). Ambos con actos escolares, aunque al del padre no fuimos porque estábamos todos enfermos. Os dejo fotos del heredero con los diferentes agasajos, y también un vídeo del acto día de la madre 2013 que se celebró en el Centro cultural. Cantaron una canción que se llama “Tren del cielo”.

regalos del día de la madre

regalos del día de la madre

Espectáculo privado del día de la madre: El "señor panza". Sin desperdicio.

Espectáculo privado del día de la madre: El "señor panza". Sin desperdicio.

Maravillosamente desafinados :)

Maravillosamente desafinados :)

Dibujo del "super papá" para el día del padre

Dibujo del "super papá" para el día del padre


En Castro han inaugurado un gigante del consumo, se llama Sodimac. Recordad que acá la gente mayoritariamente se construye su propia casa, y esta cadena de tiendas provee de todo tipo de materiales de construcción y también cosas para la casa, a precios evidentemente más competitivos que las pequeñas ferreterías de Chiloé. El antiguo Sodimac estaba en el centro de la ciudad, y era famoso por la estrechez de los pasillos, donde era imposible que pasaran dos personas sin rozarse mucho, pero mucho mucho (de hecho, corren leyendas urbanas de embarazos generados por una visita al Sodimac). El nuevo ha solucionado este problema de espacio, y como el tristemente famoso mall, genera amor y odio a partes iguales entre la población de Chiloé. Como anécdota os cuento que estaba listo para la inauguración en diciembre, pero no lo pudieron abrir porque se les olvidó hacer una entrada para los camiones (!¿?!) y no lo pudieron inaugurar hasta tres meses después, abriendo una entrada en medio de la carretera general de entrada y salida de la ciudad y generando un caos vehicular considerable. Por su parte, Castro sigue siendo ese collage kitch de maravillas que no me canso de descubrir a diario.

Sodimac
Sodimac

Bender Chilote
Bender Chilote

Predicadora en el centro de castro. Mientras ella hablaba, unos cuantos hombres adultos y niños pequeños esperaban pacientemente, ataviados con ropa "de domingo", gritando "¿aleluya hermana!" de vez en cuando.
Predicadora en el centro de castro. Mientras ella hablaba, unos cuantos hombres adultos y niños pequeños esperaban pacientemente, ataviados con ropa “de domingo”, gritando “¿aleluya hermana!” de vez en cuando.

Para mantener viva la fama de que en Chiloé todo es más grande (ejem), hoy os quiero hablar de los picorocos. Seguro que todos habréis visto que a veces los mejillones tienen unas cositas blancas, duras, con forma de “cráter” pegadas en la concha. Bueno, pues estas cositas son en realidad un crustáceo cirrípedo, de la familia Balanidae, primo de cangrejos y gambas pero muy, muy modificado, que se ha adaptado a vivir de esta forma, en plan parásito. El caso es que en Chiloé también existen estos bichitos, pero son unas veinte veces más grandes, se llaman picorocos y se comen cocidos. El otro día los probé (son una exquisitez) y flipé observando su anatomía interna. Y por cierto, aquí no puedo decir muy alto que me comí por primera vez un picoroco, porque los chilenos enseguida me “agarran p´al hueveo” (no os tengo que recordar lo que significa “pico” en Chile, ¿verdad?)

Picorocos
Picorocos


Respecto a los asuntos felinos, os cuento que Troski ya alcanzó el tamaño adulto, que sigue siendo esquizofrénico y apestoso, y que cada día me tiene más enamorada. Me preocupa el tema de la adaptación al campo. Hace unos días lo llevé de visita, para que se fuera familiarizando con la casa, pero se pasó tres horas detrás del frigorífico y dos en el alféizar de una ventana, con cara de malas pulgas, así que no lo he vuelto a llevar. El pobre se va a estresar bastante cuando me lo lleve definitivamente para allá (me mudo al bosque a finales de junio), pero espero que en unos días sea capaz de acostumbrarse. Por su parte, la Cascaritas y la Morrillos ya se resignaron a la llegada del Troski y no intentan meterse en mi casa, pero yo subo a visitarlas a la suya de vez en cuando.

aquí todavía era pequeñito
aquí todavía era pequeñito

aquí mediano, tratando de comerse el pajarito de mimbre que tengo de adorno
aquí mediano, tratando de comerse el pajarito de mimbre que tengo de adorno

en la casa del campo, muy cabreado
en la casa del campo, muy cabreado

Ya grande, en su lugar favorito (cuando tengo ropa tendida me la tira toda para poder acomodarse)
Ya grande, en su lugar favorito (cuando tengo ropa tendida me la tira toda para poder acomodarse)

Cosita
Cosita

Más cosita
Más cosita

Cascaritas en su casa
Cascaritas en su casa

Este mes y el anterior he vuelto a viajar para dar clase en la pequeña isla de Quenac. La señora Nancy sigue tejiendo su vida en aquel lugar donde el tiempo parece transcurrir mas despacio, hablando orgullosamente acerca de su hijo (que vive “en el continente” y es poeta, y que ha ganado premios y lo invitan a visitar el extranjero), y  hospedando a los forasteros que deciden recabar en aquellas costas en una de las sempiternas barcazas (“lanchas”) que hacen el recorrido rutinariamente, cual taxis del mar, como por ejemplo la Patagonia. La última vez que estuve, la señora Nancy me avisó que iba a salir una “lancha rápida” (una fuera borda), y que podía tratar de ir en ella en vez de esperar al día siguiente para salir de la isla. Le dije que bueno, así que avisó a los carabineros (guardia civil), que me llevaron en su coche patrulla (¿¡!) hasta la otra punta de la isla, y una vez allí hablaron con unos trabajadores que regresaban a casa, para ver si podían hacer el favor de llevarnos a mí y a mi gigantomaleta.

Accedieron, me despedí de los carabineros y me subí en la lancha con más pena que gloria. Me prestaron un traje de agua, que me coloqué por no parecer descortés (total, pensé, por unas salpicaduras de nada…) y cuando ya íbamos en camino, los chicos me miraban por el rabillo del ojo para ver si iba muy aterrorizada, pero yo con cara de palo trataba de parecer normal e indiferente, como si surcar las olas en alta mar a tropecientos kilómetros por hora, recibiendo olazos en el rostro y sintiendo que en cualquier momento iba a salir volando por los aires fuera una de mis actividades cotidianas… Menos mal que me prestaron el traje de agua, porque si no habría llegado empapada de la cabeza a los pies. Alma de cántaro… Finalmente, los chicos me ayudaron con la maleta, con el traje, me llevaron en camioneta al lugar donde había quedado y no me cobraron el viaje. Unos amores.

Puerto de Achao, desde donde se zarpa para Quenac.
Puerto de Achao, desde donde se zarpa para Quenac.

La actividad es frenética  en las horas previas a la salida de las lanchas. Hay que cargarlas con todo lo que se va a trasladar a las islas...sacos de harina, colchones y bidones de gasolina, entre otros.
La actividad es frenética en las horas previas a la salida de las lanchas. Hay que cargarlas con todo lo que se va a trasladar a las islas…sacos de harina, colchones y bidones de gasolina, entre otros.

¿Que hay que acercar una barca a otra? No hay problema, se tira con una cuerda y listo.
¿Que hay que acercar una barca a otra? No hay problema, se tira con una cuerda y listo.

Algunos no necesitan motor :)
Algunos no necesitan motor :)

La lancha Patagonia es la que suele llevarme a Quenac
La lancha Patagonia es la que suele llevarme a Quenac

En Quenac la mayoría de las casas siguen siendo de tejuelas, pese a que hace años hubo un incendio gigantesco que destruyó la mitad de las construcciones.
En Quenac la mayoría de las casas siguen siendo de tejuelas, pese a que hace años hubo un incendio gigantesco que destruyó la mitad de las construcciones.

La cocina de la señora Nancy, refugio en las mañanas y tardes heladas
La cocina de la señora Nancy, refugio en las mañanas y tardes heladas

viaje en el tiempo
viaje en el tiempo

Pintura en la pared de la casa de la señora Nancy
Pintura en la pared de la casa de la señora Nancy

Uno de los primeros premios que ganó el hijo de la señora Nancy, orgullosamente exhibido en el pasillo de su casa
Uno de los primeros premios que ganó el hijo de la señora Nancy, orgullosamente exhibido en el pasillo de su casa

Paseo por la playa en Quenac (I)
Paseo por la playa en Quenac (I)

Paseo por la playa en Quenac (II)
Paseo por la playa en Quenac (II)

Paseo por la playa en Quenac (III)
Paseo por la playa en Quenac (III)

Paseo por la playa en Quenac (IV)
Paseo por la playa en Quenac (IV)

Paseo por la playa en Quenac (V)
Paseo por la playa en Quenac (V)

Paseo por la playa en Quenac (VI) Barco en reparación
Paseo por la playa en Quenac (VI) Barco en reparación

Paseo por la playa en Quenac (VII)
Paseo por la playa en Quenac (VII)

Paseo por la playa de Quenac (VIII) Este caballito ensillado con un cuero de oveja siempre está por ahí. Al fondo, sus dueños (padre e hijo) remolcando una barca de remos.
Paseo por la playa de Quenac (VIII) Este caballito ensillado con un cuero de oveja siempre está por ahí. Al fondo, sus dueños (padre e hijo) remolcando una barca de remos.

Volviendo a casa I (esta no es del día que volví en fuera borda)
Volviendo a casa I (esta no es del día que volví en fuera borda)

Volviendo a casa (II)
Volviendo a casa (II)

También he viajado mucho (pero mucho) a Osorno, la “patria de la carne y la leche”. Estar allí me genera ansiedad, sobre todo por separarme del Pato, pero tiene algo bueno…cuando voy siempre aprovecho para ir al Jumbo (una especie de carrefour) donde encuentro cosas para la casa o los niños que no hay en Castro, y también hay cafeterías, cines, etc…esos pequeños placeres burgueses que no encuentro en Chiloé y que de vez en cuando sientan tan bien. Por ejemplo, hay una tienda que se llama Patagonia Donuts, una especie de Dunkin Donuts nacional, de visita obligada cada vez que viajo.

Escultura de vaca gigante en pleno centro de Osorno
Escultura de vaca gigante en pleno centro de Osorno

Patagonia Donuts

Patagonia Donuts

Como os decía más arriba, a finales de junio (la última semana, seguramente) nos mudamos definitivamente al campo. Hasta ahora lo que hemos hecho es pasar allí los fines de semana para terminar de acondicionar la casa. También hemos resucitado el invernadero, que ahora está precioso y lleno de lechugas, acelgas, zanahorias, espinacas, rábanos, perejil, orégano y cilantro, y hemos plantado 20 matas de frambuesas, dos ciruelos, un membrillo, un guindo, un castaño y un avellano, para experimentar. No estoy segura de que se vayan a dar bien, pero si lo hacen, la cosecha dentro de un par de años va a ser una fiesta.

Volvemos al campo (I)

Volvemos al campo (I)

Volvemos al campo (II)

Volvemos al campo (II)

Volvemos al campo (III) Midiendo el largo del living para colocar una alfombra

Volvemos al campo (III) Midiendo el largo del living para colocar una alfombra

Volvemos al campo (IV) Las lechugas, recién transplantadas (ahora están preciosas)

Volvemos al campo (IV) Las lechugas, recién transplantadas (ahora están preciosas)

Volvemos al campo (V) Plantando los frambuesos (al fondo se ve la casa con las chimeneas trabajando a toda leña)

Volvemos al campo (V) Plantando los frambuesos (al fondo se ve la casa con las chimeneas trabajando a toda leña)

Volvemos al campo (VI) Plantando los frambuesos ...no se ve, pero lleva el machete en la mano :D

Volvemos al campo (VI) Plantando los frambuesos ...no se ve, pero lleva el machete en la mano :D

Volvemos al campo (VI) Plantando los frambuesos. Hay que echarles conchas molidas (fuente de carbonato cálcico) porque no les gusta el suelo ácido.

Volvemos al campo (VI) Plantando los frambuesos. Hay que echarles conchas molidas (fuente de carbonato cálcico) porque no les gusta el suelo ácido.

Mi jornalero habitual, que para no variar sigue sin saber que el trabajo infantil está prohibido y lo pasa bastante bien ayudando

Mi jornalero habitual, que para no variar sigue sin saber que el trabajo infantil está prohibido y lo pasa bastante bien ayudando

Volvemos al campo (VII) y yo vuelvo a cocinar con leña :)

Volvemos al campo (VII) y yo vuelvo a cocinar con leña :)

...y a asar castañas en la lumbre

...y a asar castañas en la lumbre

...y a disfrutar la alquimia de la cocina

...y a disfrutar la alquimia de la cocina

...y a ver esto desde la ventana

...y a ver esto desde la ventana

Y ya terminando por hoy, os cuento algunas cosas variopintas, aunque los que me tenéis en facebook seguramente ya estáis al tanto. Hace un par de semanas me entró un antojo brutal de comer morenitos y nevaditos, y como aquí no los venden, busqué la receta y los hice yo. Y me quedaron muy (pero muy) bien. Sabían igual que los de compra. Para los argentinos (si, esos que me leen siempre y no comentan nunca, tú, si, tú, ya sabes de quien estoy hablando) son algo parecido a los bollitos de grasa.

Nevaditos
Nevaditos

Morenitos
Morenitos

Una artesana con la que me llevo muy bien (la Iris) me hizo unas pantuflas con cuero de cordero chilote. Son súper calentitas, lo cual viene muy bien teniendo en cuenta que ya vamos a entrar en el invierno austral, aunque parece que llevo un cordero en cada pie.

pantuflas
pantuflas

Y bueno, creo que esto es todo por el momento. Patricio, como habéis visto, sigue creciendo mucho, está sano y contento, y cada día le gusta más dibujar y pintar, aunque se ha salido del taller de pintura porque dice que el profe “no le deja expresar su creatividad” (o sea, que no le deja pintar “monos animados” ni personajes de cómic o de la tele). Jolines, podría haberse salido antes de estropear la cazadora del uniforme con tres litros de acrílico color rojo…pero bueno, todo sea por el arte.

Totoro
Totoro

Este creo que es Goku en moto (¿?)
Este creo que es Goku en moto (¿?)

Una vez más me despido desde la Tierra de las gaviotas. La familia hispano-chilota os manda muchos besos y abrazos, y os agradece vuestra compañía, cariño y paciencia. Os queremos.

WAYRA

Oct 3, 2011 Author: Eugenia | Filed under: Cocinitas, La Vida..., Soñando, Trabajando, Usos y costumbres
El tiempo pasa...nos vamos poniendo viejas...y ya no nos colocamos el arito en la nariz :)

El tiempo pasa...nos vamos poniendo viejas...y ya no nos colocamos el arito en la nariz :)

Querida familia:

Uno podría pensar que el ciclo de la vida, precisamente por esa cualidad cíclica, es monótono. Repetitivo. Redundante. Pero por algún motivo, nos alegramos cada vez que, como cada año, vuelve la primavera…y por lo mismo, creo que no soy redundante al contaros esta historia:

El otro día, como a las doce de la noche, al acostarme y quedar todo en silencio escuché jaleo ovino en la parte alta del campo. Algún cordero balaba, y dado que no es normal tanta actividad a esas horas, volví a temerme lo peor…y volví a subir de madrugada al galpón, rompiendo la densa oscuridad con el débil haz de la linterna y con el vaho de mi respiración agitada.

Al llegar arriba todo parecía tranquilo, pero uno de los corderos seguía balando, y también lo hacía una oveja. Enfoqué a Saltarina y a Pepín…que estaban tan tranquilos aunque tratando de “sapear” (cotillear) lo que pasaba al otro lado de las tablas. Y ¡oh, sorpresa! Aunque ellos no movían su hociquito, el balido se seguía escuchando…

Supongo que a estas alturas ya os imaginaréis lo que era…lo que es…

…es blanco (manchadito), con la trompita negra y una vitalidad impactante. Se llama Wayra, que significa “viento” en Quechua (gracias Jama) aunque acá algunos lo han rebautizado como “wachiturro” , y otros “Tito”. Su mamá es la Grande, la única oveja blanca que me queda, una mestiza corpulenta que quedó coja de la paleta izquierda en el último ataque de los perros y de la cual jamás imaginé que estuviera preñada. ¡Desde luego, como ecógrafa ovina no tengo precio!

Wayra

Wayra

Esta oveja ha sido madre anteriormente, se nota perfectamente en su forma de cuidar y proteger al corderito, de limpiarlo, olerlo y llamarlo, y aunque está coja se las arregla para atenderlo. El refuerzo que les he hecho en la alimentación este último mes ha sido decisivo en el nacimiento de este corderillo, que es diferente a sus hermanos de padre porque su cuerpo es más largo y estilizado y porque nació con más reservas energéticas y por lo tanto más fuerte, más listo y más hábil con la búsqueda de la ubre. Ni siquiera se dignó a probar la mamadera de calostro artificial que le hice la primera noche. En cuanto a la oveja, como tuve que alimentarla a la boca los primeros días después del ataque (estaba en shock y no se movía) me conoce bien, y fue muy emocionante notar cómo ella lamía al cordero y también me lamía a mí el brazo mientras yo revisaba que todo estuviera bien. Fue como si me estuviera diciendo “te conozco, confío en ti, mira qué hijito he traído al mundo, ¿a que es hermoso?”.

Como digo, muy muy emocionante.

La Grande y su precioso hijito

La Grande y su precioso hijito

Una vida más en el mundo

Una vida más en el mundo

Con la emoción de que subiera a ver al nuevo integrante de la familia, ni siquiera le dije que se sacara el uniforme, como cada día

Con la emoción de que subiera a ver al nuevo integrante de la familia, ni siquiera le dije que se sacara el uniforme, como cada día

Fijáos en el tamaño que tienen ya la Saltarina y el Pepín (le sacan un mes al Wayra)

Fijáos en el tamaño que tienen ya la Saltarina y el Pepín (le sacan un mes al Wayra)

La semana pasada cociné un Kuchen (se pronuncia “cujen”) de piña. Creo que ya os he hablado de la gran influencia alemana en algunas zonas del Sur de Chile; los chilenos han adaptado este postre típicamente aleman, que consiste en una base de bizcocho y habitualmente fruta por encima. A su manera, los chilenos le llaman también “cuchencito” (“cujensito”). También cociné un budín de pan…de este no sé si hay un equivalente español, aunque en latinoamérica es bastante común. Es una forma muy rica de aprovechar el pan duro aunque da trabajo porque se hace al baño maría (técnica a la que siempre le tuve ojeriza) y hay que preparar caramelo para el molde.

Kuchen de piña

Kuchen de piña

budín de pan

budín de pan

Y aprovechando el caramelo sobrante le hice a Patricio una de aquellas paletas (piruletas) de caramelo natural que me hacía mi preciosa hermana Merce cuando yo era pequeña…aún recuerdo la fascinación que me producía (y supongo que mi dentista aún recuerda las caries). Tais, a tu salud, una hermosa piruleta de caramelo. Te quiero hermana, ya sabes que formas parte de muchos de mis recuerdos hermosos de la infancia.

 

La felicidad también se hereda

La felicidad también se hereda

El sábado pasado volvimos a Dalcahue, a las cocinerías. Esta vez había un grupo de españoles, jovencitos y vascos a juzgar por el acentazo, que andaban “haciendo atao” (dando el cante). Pidieron mucha más comida de la que podían comer (obviamente no conocen el saque chilote) y cuando intentaron negociar con la Sra. María, ésta les dijo tranquilamente que ya lo habían pedido y que ahora se lo tenían que comer, que “así se come en Chiloé”. Yo observaba la escena entre divertida y avergonzada, y me di cuenta que, sutilmente, me he ido “achilotando”. Cuando llegué hablaba tan alto como aquellos compatriotas, pedía las cosas de forma nada discreta y me comunicaba expansivamente, en general. Ahora ya no lo hago, y no pude evitar decirle por lo bajini a la Sra. María que “hay que ponerle carne a la pierna” o algo así, comentario que suscitó la hilaridad de las tres señoras que trabajan en ese puesto y que pasó despercibido para los chiquillos.

preparando las empanadas

preparando las empanadas

No sé cómo habrán terminado los vascos después de aquella jornada, pero probablemente habrán comprendido el tamaño de las señoras que atienden ese puesto y el significado de la expresión “quedar con el ombligo dao vuelta” .

Exterior de las cocinerías (Dalcahue)

Exterior de las cocinerías (Dalcahue)

En el puesto de la Sra. María (el nene del fondo es un compañero del cole de Patricio, inmediatamente después de esta foto se encontraron, con gran regocijo por ambas partes)

En el puesto de la Sra. María (el nene del fondo es un compañero del cole de Patricio, inmediatamente después de esta foto se encontraron, con gran regocijo por ambas partes)

Yunta ^_^

Yunta ^_^

Caldillo de mariscos...oh siiiiii!!!!!!

Caldillo de mariscos...oh siiiiii!!!!!!

Un sacho, el ancla artesanal chilota. Impresiona ¿cierto?

Un sacho, el ancla artesanal chilota. Impresiona ¿cierto?

El pollo pituco (traducción: el pollo pijo)

El pollo pituco (traducción: el pollo pijo)

En cuanto a mí, como podéis observar, sigo fiel al caldillo de mariscos. Siento ser recurrente pero creo que soy adicta. Más sobre mariscos: el domingo, a pesar de que amanecí con la garganta hecha unos zorros, me abrigué bien y fui a la feria Yumbel…y la jornada que tendría que haber estado destinada a la recuperación y desintoxicación corporal se convirtió en una bacanal de erizos, piures, choros, cholgas, navajas…todo de una frescura que haría ruborizar de envidia al mismo Neptuno…y machas a la parmesana, un invento chileno que sólo podía inventarse acá, donde las almejas (el bicho, no la concha) tienen el tamaño de la palma de mi mano…y por supuesto vino blanco fresquito, elementos que según mi querido amigo Jamadier (el mismo que le puso el nombre al cordero) son la mejor cura para los procesos gripales porque “eso no puede hacer mal”. En fin…el caso es que ese día dormí una siesta como de 3 horas (más bien me desmayé debido a la marea alcalina)…y desperté hecha una diosa.

machas

machas

machas a la parmesana

machas a la parmesana

Disfrutando como un paisanete

Disfrutando como un paisanete

A vuestra salud, abuelitos!!!

A vuestra salud, abuelitos!!!

Patricio celebraba este lunes el “día de la asistente de la educación”, para no perder la costumbre de las celebraciones escolares estrambótico-rimbombantes. El caso es que tenía que ir disfrazado de angelito (¿?!!) y en una tarde tuve que apertrecharme de tela blanca, hilo, aguja, cartón y toneladas de papel confort (papel higiénico) para improvisar una túnica y unas alitas. Todo iba perfecto (fui capaz hasta de hacerle un cuello que no pareciera un mordisco de tiburón) hasta que cosí las esponjosas alas en la espalda…y cuando ya estaban cosidas me dí cuenta de que una estaba al revés, y además era más grande que la otra! Pero a Patricio no le importó (no se enteró, en realidad) y fue todo emocionado al colegio a hacerle el show a su adorada tía Maca. Salió tan contento…no le he hecho fotos, pero probablemente rescataré alguna de la web del colegio.

El campo me tenía reservada otra sorpresa esta semana: los cerezos, que son apenas un par de palitos de medio metro, están llenos de flores. Se me había olvidado que ellos florecen antes que el resto…y las yemas de los manzanos ya explotaron; probablemente habrá una cosecha más abundante que la del año pasado (salieron tres). El pudú volvió a aparecer de improviso, y me dejó acercarme a cinco metros. Cada vez está más confiado y reduce más su zona de fuga.

Mis zarzaparrillas, ya con racimitos de flores

Mis zarzaparrillas, ya con racimitos de flores

Sakura (I)

Sakura (I)

Sakura (II)

Sakura (II)

Manzanos

Manzanos

Ejercicio de agudeza visual...¿qué c*ño hacen este niño y esta paisana en MI campo????

Ejercicio de agudeza visual...¿qué c*ño hacen este niño y esta paisana en MI campo????

5 metros :)

5 metros :)

Zanahoria cachonda :D

Zanahoria cachonda :D

En lo laboral también he tenido buenas noticias. Me concedieron el proyecto Fondecyt que solicité…un gran logro y mucha pega (curro) por delante…y en lo personal, sigo tomando café en buena compañía cuando puedo, y se avecinan actividades “extraescolares”. Ya os contaré…

Un beso para tod@s desde la oscuridad de mi bosque.

PD Mientras escribía esta entrada se armó un jaleo considerable en el galpón…esta vez no había nacido ningún cordero, sino que las ovejas planearon una fuga con nocturnidad y alevosía y ya corrían alegremente por la pradera mientras sus pobres hijitos se desgañitaban balando en el corral. La única que se quedó fue la coja, no sé si por coja o porque no se separa de su hijo. Toda una odisea tratar de arrearlas con la linterna (se desorientan mucho con la luz focalizada), y cuando al fin conseguí que entraran bajando la red por entre la que habían conseguido escabullirse, me costó tres pueblos martillar unas granpas a la madera del galpón, con la linterna en la boca, llena de barro y empezando a llover. Pero creo que por hoy ya no se escapan. Hasta dentro de quince días no las voy a soltar, por cuestiones básicas de manejo (los perros aún rondan, el pasto aún no ha crecido lo suficiente, acabo de vacunar a los corderos contra enterotoxemia y aún no son inmunes, y además las tengo que desparasitar).

Michay (Berberis darwinii)

Michay (Berberis darwinii)

La Saltarina ha muerto…¡Viva la Saltarina!

Ago 27, 2011 Author: Eugenia | Filed under: Cocinitas, La Vida..., Poesía

Querida familia: 

Esta semana la Tierra de las Gaviotas me ha seguido demostrando que la vida avanza, que sigue avanzando, que las circunstancias siguen cambiando,  que todo muta, día a día, habitualmente de modo sutil, y en ocasiones salvaje, primigenia, brutalmente. 

El martes por la mañana, manejando de camino a Castro,  la rueda trasera de la camioneta literalmente se sesintegró. Me dio la impresión de ir conduciendo un helicóptero, por el ruido que hizo…Afortunadamente no nos pasó nada, porque iba despacio y pude echarme hacia la berma (arcén). Además, iba con tiempo, así que pudimos tomar una micro Patricio y yo para estar a la hora exacta en el colegio. 

Por cierto, el colegio sigue en toma y la situación va para largo. Cada día hay más marchas y protestas, y hay unos 35 cabros (chavales) en huelga de hambre desde hace más de un mes. 

Ese mismo día del accidente con la rueda, al llegar a Castro y caminar unas cuadras desde el terminal rural de buses me detuve en detalles que habitualmente se me escapan cuando llego directa al estacionamiento del INIA: por ejemplo, el del carrito de los choripanes (bocadillitos de pan con longaniza asada a la brasa, en el mismo carrito) colocando una llama  (un cartón encendido) DEBAJO del balón (bombona) butano que utiliza…se me debieron de poner los ojos como platos soperos, porque el del carrito y el que estaba con él se me quedaron mirando…y no hice una foto porque me dio corte. No me atreví tampoco a preguntar por qué estaba cometiendo semejante temeridad, pero se me ocurren dos posibles explicaciones: primera, que con el frío acumulado por  la noche a la intemperie, el butano esté más denso y le cueste salir del balón por la mañana (poco probable) o que le quedara muy poco gas y ese fuera un truco para apurarlo  (bastante más probable, que ya voy conociendo a mi gente…). También me fijé en las personas que, como todos los días, toman un café (preparado con el azúcar ya puesto en el carrito del café), y un milcao (torta hecha con una masa de papa rallada cruda y papa cocida, rellena de chicharrones y frita) de pie junto al puesto de “las únicas”, aguerridas amasanderas que trabajan en la madrugada para aliarse contra el frío de las mañanas castreñas dos horas antes de que el resto de comercios abran sus puertas. 

El miércoles y el jueves fueron jornadas de Paro Nacional (Huelga General). Los chilenos son muy alegadores (protestones) y el gobierno actual tiene una de las más bajas popularidades de la historia. 

En los últimos días la saltarina empeoró de salud. Se había quedado tocada por el ataque de los perros, y el aborto empeoró las cosas. A pesar del tratamiento, la infección pudo con ella y el miércoles por la noche se murió. 

El jueves fue el cumpleaños de mi amiga Rosa. No suelo comentar vuestros cumpleaños acá, pero en esta ocasión le envié un poema de Borges (coincidiendo con que ese mismo día también habría sido su cumpleaños) que habla sobre gatos, y pensé que hacía mucho tiempo que no colocaba fotos de mis mininos, así que ahí van.

Jochimín cabezón

Jochimín cabezón

Jochimín y Patricio

Jochimín y Patricio

Stalin (la foto está desenfocada porque justo en ese momento el Jochimín saltó al ataque para batirse a muerte con su hermano, como cada día)

Stalin (la foto está desenfocada porque justo en ese momento el Jochimín saltó al ataque para batirse a muerte con su hermano, como cada día)

Ese mismo jueves, al llegar a casa casi de noche, subí la cuesta que lleva al galpón de las ovejas bastante triste, pensando que de las catorce que tenía sólo me quedaban seis. Cuando me iba acercando, escuché algo raro, tan raro que al principio pensé que me lo estaba imaginando. Parecía…pero no, no, no podía ser. Sin embargo, cuanto más me acercaba más lo escuchaba…y efectivamente, aquel sonidillo lastimero se parecía mucho al balido tembloroso ¡de un cordero recién nacido! Prácticamente volé en los últimos metros de la cuesta, y me temblaban las manos mientras abría la puerta del galpón. Y cuando entré…Efectivamente, allí entre la paja, un bultito negrísimo, pequeñísimo y tembloroso desafiaba al mundo y anunciaba, a quien quisiera escucharlo que acababa de llegar, que unos se van y otros vienen a ocupar el lugar que dejaron, que la vida te da y te quita, y que él estaba vivo. Muy vivo.

Lloré como una loca durante un buen rato, no sé si de emoción o dejándome llevar por la pena y la rabia que había contenido en mi pecho desde que empezaron los ataques de los perros. Estuve allí un rato observando al cordero y a su madre sin sin poder moverme, sólo lloraba y lloraba. Después bajé a la casa, cogí una toalla, yodo, gasas y la cámara de fotos, llamé a Patricio y subimos juntos. Ayudé a la oveja a terminar de expulsar la placenta, sequé al cordero porque su madre no lo había limpiado del todo y se estaba quedando frío, le desinfecté el cordón y lo pequé a las tetas de la madre, porque es primeriza (una de las últimas corderas negras que llegaron) y me dio miedo que tardaran mucho en encontrarse. Patricio me observaba bastante impactado desde una prudente distancia y sólo quiso tocarle un poco la cabeza, aunque al día siguiente ya se animó más y me ayudó a darle el biberón (la madre tiene leche pero aún no se entiende muy bien con el cordero y prefiero “ayudarle” un poco; además ha nacido con poco peso). 

Ayudando con la teta

Ayudando con la teta

Bienvenida

Bienvenida

Es una hembra, hija del Camahueto (se parece a él y no al carnero del vecino), y se va a llamar Saltarina II. 

Para celebrar el nacimiento de la nueva “miembra” de la familia, el sábado nos fuimos a comer una paila marina en las cocinerías de Dalcahue, aquel lugar donde las paisanas te hacen las empanadas (masa y relleno) delante de las narices y las fríen ahí mismo. La paila marina es un caldo hecho con pescado y mariscos, en este caso fresquísimos, recogidos por la mañana al lado de las cocinerías. Siempre que como allí, me acuerdo de mi padre, gourmet irredento, fundamentalista de la frescura de los productos del mar. 

 

Paila Marina

Paila Marina

Sigue haciendo frío, pero la primavera quiere llegar y se anuncia en los cantos de los pájaros. Y una vez más, la vida sigue avanzando, pasándome por encima sin ninguna consideración, ahogando pero no apretando. Y una vez más me siento dolorosamente viva en esta Tierra de las Gaviotas.

 

 

 

Mayo…

May 10, 2011 Author: Eugenia | Filed under: Cocinitas, Trabajando, Usos y costumbres

Querida familia:

Siento haberme demorado tanto en actualizar…he estado muy liada con la presentación de un proyecto.

La profe de Educación Artística pidió a l@s niñ@s que hicieran una foto con una escultura para hacer una presentación en el aula indicando el autor, el título, el material,  y lo que representa…Patricio preparó y presentó (con gran éxito de público y crítica…se sacó un 7) la exposición: “El gigante abatido”. Como me pilló el toro y no pude hacerle ninguna foto junto a alguna de los cientos y cientos de esculturas que pueblan las calles de Castro (ejem), eché mano de una foto antigua que le tomé a Patricio en  León cuando era chiquitín.

Gigantón y enanito ^_^
Gigantón y enanito ^_^

Efectivamente, es la escultura del Gigantón (La vieja negrilla, obra en bronce del escultor leonés Amancio González) en la plaza de Santo Domingo…con una curiosa historia, que Patricio resumió y contó a sus compañeros magistralmente (babas, babas).

Concentrado

Concentrado

Jochimín interesándose por el proceso creativo

Jochimín interesándose por el proceso creativo

Terminando

Terminando

En el año 1987 el artista creó esta obra (en hormigón) simbolizando un “gigante abatido”, de cinco metros de altura, en referencia a la desaparición del Olmo (negrillo) en la región por culpa de la grafiosis. En Noviembre de 2007 un coche chocó contra ella y la destruyó. En 2008 el autor creó entonces una nueva versión, de mayores proporciones y en bronce, que es la que está ahora.

Por lo demás, el Pato en el cole va muy bien…le hacen uno o dos exámenes cada semana de las diferentes materias, y en general saca buenas notas, siempre por encima de 6,5 (Para el que no lo sepa, en Chile el 7 es el equivalente de nuestro 10…). Estoy muy contenta con el sistema, porque independientemente de las fiestas y convivencias, está aprendiendo a leer a una velocidad pasmosa; también está avanzando muy rápido en matemáticas y en comprensión del medio.

El domingo pasado (día 8 de mayo) fue el día de la madre en Chile, una semana después que en España. Mi regalo, además de la primera helada del año que cubrió todo el campo, fue una tarjeta hecha con mucho amor, uns leche de frutilla (batido de fresa,  sospechosamente similar al que desapareció del armario de la cocina la tarde anterior) y un bombón con envoltorio rosado (que se parecía, también sospechosamente, a uno de los 20 bombones que le habían regalado a Patricio un par de días antes). Y yo, como buena mamá, feliz con mis regalos porque me los entregó mi precioso heredero, mi tirano (como decía José Martí) nada más que abrí los ojos por la mañana. Viva mi hijo y la madre que lo parió!

Los gatos ya han cumplido un año de convivencia con nosotros y han llegado a su máximo de crecimiento (creo y espero, porque como crezcan más no voy a ganar para alimentarlos). Están gigantes. Las ovejas están bien, se siguen paseando a sus anchas por el campo (ya ni me molesto en cerrarles las puertas de los potrero, ¿para qué?) y la preñada empieza a rebasar los límites de la ciencia de la preñez ovina…sueño casi todas las noches con que ha parido, pero cuando voy a verla por la mañana sigue como un globo sonda. Hablando de ovejas preñadas (o por preñar)…ya os he contado que mi carnero, como es jovencito, anda un poco despistado con el tema de las cubriciones…y esto fue hábilmente aprovechado por el carnero suffolk de mi vecino, que ya tiene más de un año y cierta experiencia en estas lides, y el otro día se coló en mi campo generando una gran conmoción…cuando me avisaron las ovejas y fui al rescate, ya debía haber montado a cinco o seis!!! Este año mis pariciones (bueno, las de mis ovejas) van a ser un cachondeo, tanto en fechas como en razas!!!!!!!

¡Tengo una lavadora nueva! El motor de la vieja, que funcionaba a duras penas (de hecho había que llenarla y vaciarla a mano) va a servir para hacer un sistema de “rotación automática” para el asado al palo…prometo foto y video cuando esté hecho!!! También tengo un mate nuevo chulísimo, de vidrio templado, forrado con cuero rosa; me lo consiguió una colega (bibliotecaria argentina que lleva más de veinte años en Chile).

No sé si se aprecia, en la bombilla está la bandera de Chile...para sentirme menos traidora ^_^

No sé si se aprecia, en la bombilla está la bandera de Chile...para sentirme menos traidora ^_^

El otro día hubo un incendio  en el edificio adyacente a mi oficina…yo ese día estaba en Osorno y no en Castro, y cuando llegué al día siguiente me encontré con el pastel. Por lo que me han contado fue bastante aparatoso…ojo, las fotos no son mías, por si acaso.

Incendio Castro 29 abril 2011 (1)

Incendio Castro 29 abril 2011 (1)

Incendio Castro 29 abril 2011 (2)

Incendio Castro 29 abril 2011 (2)

Afortunadamente, no murió nadie ycreo que las personas que se intoxicaron ya están recuperadas. Os dejo también enlace a un par de vídeos: video1 y video2. En el video 2, el edificio que se ve a la izquierda en el minuto 1:07 es el de mi oficina.

Y para que el final del post sea un poco más dulce, os dejo una foto de la tarta de calabaza que hice el otro día. Os quiero, besos para tod@s.

mmmmmm........

mmmmmm........

Estimad@s

Hoy finiquité un tema importante y me puedo permitir un respiro para contaros algunas cosas.

En estas semanas no ha ocurrido nada muy emocionante…si exceptuamos que un día Patricio salió del colegio con un diente pegado en el cuaderno de mensajes. Se le había caído durante la mañana y la tía se lo pegó ahí para que no lo perdiera. Cuando ya íbamos saliendo de la ciudad, me di cuenta que el ratoncito Pérez (aquí se llama Ratón de los Dientes) no tenía nada para colocarle bajo la almohada…me detuve al lado de una mínima tiendecita y lo primero que pillé (aunque no había mucha más opción) fue un “nido de conejo”. La camuflé como pude para que Patricio no la viera y nos fuimos a casa.

Uno menos (detalle: diente pegado en el cuaderno)

Uno menos (detalle: diente pegado en el cuaderno)

El nido de conejo es una cestita (o bandeja, o cajita de cartón, lo que se tenga a mano) llena con un poco de “virutilla” o paja (o equivalente en poliespán), huevos pintados (de chocolate y/o de verdad) y en las versiones más actuales, también con un conejo (de chocolate o de peluche) dentro. El tema del conejo de pascua es una tradición germánica (os recuerdo que aquí hubo una gran colonización alemana) que no tiene nada que ver con el tema religioso, pero que se ha mantenido porque, al igual que el viejito pascuero y sus amigos, tiene un gran interés comercial.  La “pascua del conejo” consiste en que el día de la Pascua de Resurrección (según el calendario católico) los adultos de la familia esconden por la casa y el jardín huevos pintados (que con el tiempo han pasado a ser de chocolate) y los niños los tienen que encontrar; se supone que quien pone los huevos (¿???) es un conejo. Con el tiempo ha ido degenerando un poco, de forma que ahora en los “nidos de conejo” hay todo tipo de chucherías y chocolatinas de mil formas y colores, eso sí, sin que falten los huevos y el conejo.

^_^

^_^

Sigo con la historia: Esta pobre mortal, que aún no estaba muy ducha en la tradición de la pascua del conejo, pensó que esa bandejita con dulces conseguida a la carrera sería un más que digno regalito del Ratón Perez, y al día siguiente, Patricio encontró bajo su almohada un nido de conejo que supuestamente le había traído el ratón. La lista de preguntas fue interminable:

-Mamá…¿por qué el ratón me ha dejado un nido de conejo? ¿No será que ha venido el conejo en vez del ratón? ¿Y por qué el conejo se ha llevado mi diente, si era para el ratón???????

Lo arreglé como pude…le expliqué que el ratoncito quería que Patricio conociera las tradiciones chilenas, y como pronto iba a ser la pascua, le pidió prestado un nido al conejo para poder dejárselo bajo la almohada a cambio del diente y que supiera cómo eran…No le convencí mucho, pero cuando probó la primera figurita de chocolate 8con forma de conejo, of course) se le pasó el mal rato.

Esta semana se ha celebrado el aniversario del colegio, y aunque ha habido fiesta y jolgorio y comida (por no variar), lo que más me ha llamado la atención han sido las “alianzas”: se han formado varios equipos (alianza amarilla, roja, verde y azul, creo) integrados por niñ@s de diferentes cursos y edades, y cada día han tenido que hacer pruebas para ir consiguiendo puntos, por ejemplo llevar máquinas de escribir antiguas, discos de Cecilia (¿???) y un montón de objetos inverosímiles. Patricio ha ido todos los días con una camiseta y un globo del color de su alianza (amarillo) y cuando he ido a buscarlo me lo he encontrado en el gimnasio, inmerso en las pruebas, la fiesta y la competición. le he preguntado si esto le gusta y me ha dicho que sí, que le encanta. A mí personalmente me parece una gilipollez, pero es cierto que a los niños les gustan mucho este tipo de cosas y competir en grupo es más sano que hacerlo individualmente.

En los actos del aniversario se organizó también una maratón en la plaza de Castro…en el nivel de Patricio (1º y 2º básico) daban una vuelta completa. Cuando fui a verlo estaba todo acalorado y algo cabreado porque llegó en el 5º lugar…

Corriendo bajo la lluvia

Corriendo bajo la lluvia

Refugiados en la media luna de la plaza de Castro

Refugiados en la media luna de la plaza de Castro

Pero qué chulo soy!!!!

Pero qué chulo soy!!!!

El último día hubo un Acto Académico. No era obligatorio asistir, pero no pude resistirme. Me fascina esa encantadora mezcla de tradición y esfuerzo por darle a estas cosas un aire solemne dentro de las reducidas posibilidades del colegio…es tan kitch que no puedo por menos que sonreirme y mirarlo con ojos divertidos. En Chiloé es uno de los pocos lugares de Chile donde, manteniendo la costumbre de los pueblos, aún acuden “las autoridades locales” a este tipo de actos, léase el Alcalde (o su representate), el cura y el jefe de carabineros y de la marina (desconozco el grado, sorry). Todos de punta en blanco, muy serios, en la primera fila y aguantando el tostón impertérritos.

Esperando a que empiece (1)
Esperando a que empiece (1)

 

De izquierda a derecha, nótese: gorra del marino, galones del carabinero, politiqueo, más politiqueo y los zapatos de la directora XD

De izquierda a derecha, nótese: gorra del marino, galones del carabinero, politiqueo, más politiqueo y los zapatos de la directora XD

El acto comenzó con la interpretación del himno nacional por parte de una nena de unos 12 años. La verdad es que lo hizo bastante bien, pobrecita, vaya papelón. Después se dio paso a la lectura de los saludos del ministro de Educación, el alcalde de la comuna de castro, directores/as de colegios y bibliotecas locales, excusándose por su no asistencia y felicitando al colegio en su aniversario. Además, una de las bibliotecas hizo entrega de algún libro. Después, la directora leyó un discurso que parecía un calco de los tres o cuatro que le he escuchado hasta ahora, y un repeinado alumno de 2º medio (unos 16 años) hizo una “declamación”…algo así como “oh, colegio, mi adorado colegio, en tus aulas me crecieron las alas y tanto te adoro que deberías ser de oro” y cosas así. El pobre chaval tuvo mérito, porque probablemente tendrá que aguantar que durante lo que queda de curso sus compañeros/as lo corran a gorrazos, por memo. Después hubo una especie de “Premios Óscar del colegio” donde le entregaron un permio a los dos mejores profes del año, y la actuación de un quinteto musical que fue…no tengo palabras…indescriptible. La música estaba demasiado alta, y el único micro que funcionaba bien era el de la niña del medio, así que a las otras 4 apenas se les escuchaba cantar (afortunadamente), y la afortunada del centro pegaba unos berridos que podrían haber hecho saltar los cristales. A una se le olvidó la letra y recibió un codazo por parte de la compañera, lo cual generó bastante hilaridad en el auditorio y puso terriblemente colorada a la pobre chiquilla. El acto terminó cantando el himno del colegio, también de letra casposa, pero me tengo que acostumbrar porque me va a tocar escucharlo varias veces a lo largo de la vida académica del Pato.

Inenarrable

Inenarrable

Pese a todo no puedo por menos que admirar el esfuerzo que hacen, tanto este como los otros colegios, por formar a los niños, por acostumbrarlos a estas parafernalias oficiales que por suerte o por desgracia, en un país como Chile van a estar presentes durante toda su vida. No sé si es un esfuerzo consciente o simplemente es parte de cómo son aquí las cosas, pero sería un despropósito y muy pedante por mi parte no aceptarlo con cariño, porque al fin y al cabo, donde fueres haz lo que vieres. Los cambios irán llegando, pero mi hijo no va a ser el arma a esgrimir en esta batalla.

Mis ovejas están bien, aunque siguen pasándose de un potrero a otro cuando les da la gana por más que yo parchee los cercos. Siempre encuentran un lugar por el que colarse…La preñada ya no esta preñada sino preñadísima, y me sorprende mucho que aún no haya parido. El camahueto trata de montar a todas y no le hacen mucho caso, las corderas porque son jóvenes, y las viejas porque probablemente se preñaron en la visita que hicieron en enero al campo del vecino…

Detalle: el Stalin en actitud temeraria

Detalle: el Stalin en actitud temeraria

La Grande rascándose contra el tobogán

La Grande rascándose contra el tobogán

Por cierto, la vecina me invitó a bajar a su huerto de manzanos a “sacar manzanas para hacer empanada”. En Chiloé la empanada de manzana es uno de los postres más tradicionales, junto con la “torta chilota”, que también lleva manzana. En la isla se conservan variedades de manzana antiquísimas, de las que llegaron con los españoles y alemanes, y que probablemente ya no existen en sus lugares de origen. Ni cortos ni perezozoz bajamos ayer a cosechar, y aproveché para llevarme unos manojos de menta fresca, que crece al lado de nuestro pozo y que para los vecinos es una “maleza”.

Los manzanos del vecino. Ejercicio de agudeza visual: ¿dónde está Patricio-Wally?

Los manzanos del vecino. Ejercicio de agudeza visual: ¿dónde está Patricio-Wally?

Menta

Menta

El Stalin cuidando el pozo

El Stalin cuidando el pozo

El invernadero sigue lleno de pepinos y no doy a basto para envasarlos. Ya sólo me quedan los pepinos y dos matas de orégano. El resto o se lo han comido las ovejas o ha cumplido con su ciclo vital. En la casa no ha habido ninguna reforma, exceptuando la compra de vajilla y cubiertos nuevos…dos de cada, porque claro, cada juego trae 6 cosas (6 platos, 6 tazas, 6 cucharas…) y no están pensados para familias reconstituidas de 8 miembros :P El caso es que tanto la vajilla como los cubiertos (de color violeta, yuju!) son muy bonitos y estoy muy contenta. Ah! Me he presentado a un concursito con una receta: “pastel fresco after eight”. Hay muuuucha competencia, pero me hacía ilu ^_^

Estrenando la vajilla como se debe :)

Estrenando la vajilla como se debe :)

Pastel fresco "after eight"

Pastel fresco "after eight"

En lo personal, me sigo maquillando para ir a trabajar y presto más atención a la ropa que me pongo…me coloco algún pañuelito en el cuello, me he comprado unas botas “femeninas” y en general intento no parecer un camionero. Sigo sin saber de dónde proviene este cambio de comportamiento en lo referente a mi aspecto, pero me acuerdo cada día de mi madre y mi hermana, de cómo ellas se arreglan y se sienten bien con ello, y me planteo que quizá en algún momento hacer todo lo contrario fue mi forma de oponerme a la generación anterior y que ahora me reconozco en ellas como una igual, y ya no me siento disfrazada si un día me maquillo o me pongo un poco de tacón.  Anécdota chorra: el otro día me dejé las botas fuera de la casa, y por la mañana salí a buscarlas a oscuras. Al ir a ponérmelas me di cuenta de que una babosa había pasado la noche en una de ellas…jajajajaj!!!! Estas cosas sólo pasan cuando se vive en el campo :D A veces me planteo qué sentido tiene ir toda arregladita cuando llueve a jarros, me bajo y me subo de la camioneta colocando la tracción, abriendo el cerco y tratando de no mancharme de barro…….

Mientras hacía la foto avanzó unos cuantos cm (era una babosa de carreras)

Mientras hacía la foto avanzó unos cuantos cm (era una babosa de carreras)

Otro visitante (este venía con las manzanas)

Otro visitante (este venía con las manzanas)

Esta semana estaré en ososrno por trabajo, haré fotos y os contaré la semana que viene, antes de volver a embolinarme con “harta pega” (mucho trabajo).

Un beso para tod@s , os echamos de menos.

Esperando a que empiece (2)

Esperando a que empiece (2)

¡HOSTIA!

Nov 8, 2010 Author: Eugenia | Filed under: Cocinitas, Fauna y Flora, Trabajando, Usos y costumbres

Querida familia:

Esta ha sido una semana de reajuste, de adaptación al nuevo horario y a las nuevas actividades, tanto para Patricio como para mí. Seguimos saliendo de casa muy temprano (a las siete y media de la mañana) pero ahora ya no regresamos a mediodía, sino a las siete de la tarde, como mínimo. Patricio está contento con su jardín, hace las mismas actividades que los niños que están allí desde principio de curso, y las tías son tan amorosas como en las del colegio, aunque cuando regresamos a casa le noto que va cansado…y yo también. Estoy muy contenta con mi nuevo trabajo, es intelectualmente muy estimulante, y aunque, como era de esperar, la primera semana ha sido estresante, no dudo que me acostumbraré enseguida.

Algunos de los que me conocéis sabéis que una de las actividades que más me ayuda a liberar el estrés y alivianar el agotamiento mental es cocinar…supongo que Cristina aún recuerda cuando me daba por llevar un bizcocho por día al departamento… así que todos los días de esta semana, al llegar a casa a las tantas y más cansada que viejito pascuero en Navidad, me ha dado un ataque de cocinitis aguda. Entre otras cosas, he preparado un brazo de gitano (que en Chile se llama brazo de reina), mermelada de frutilla (fresa), jarabe de frutilla (para decorar postres), frutillas con leche (aquí ya se me terminó la caja de fresas que me habían regalado), un cocido, mermelada de alcayota, crema de espárragos frescos, kilos y kilos de pasta fresca en forma de tallarines y sopas de fideos larguísimos, una empanada gallega… Yo ahora no puedo comer como una bestia, porque me empezó a doler una rodilla y tengo que controlar el peso para que no vaya a más, así que  me temo que el peso de los que me rodean (compañeros de oficina incluídos) va a aumentar de forma inversamente proporcional a mi grado de estrés :)

La alcayota (Cucurbita ficifolia) es una cucurbitácea, es decir, una prima de calabazas, calabacines, sandías, melones y demás familia. Se utiliza para preparar mermelada y algo muy parecido a nuestro cabello de ángel (Pablo, confírmame si se parece a las calabazas que decías tú). El otro día nos dieron un par de ellas que llevaban guardadas dos años, para sacarles las semillas y plantarlas, y resulta que al abrirlas me dí cuenta de que aunque estaban ligeramente deshidratadas, aún servían para hacer mermelada, y me puse manos a la obra. No me quedó muy espesa (porque claro, a las horas que me pongo a cocinar me dieron las doce de la noche y la jodía mermelada aún no estaba en su punto), pero de sabor, buenísima. Os dejo fotos de los frutos y también del almácigo que hicimos con las semillas.

El martes fue el primer día de Patricio en el jardín, y, además de eso, en el colegio celebraron un acto sobre los Derechos del Niño. Tenían que ir otra vez disfrazados y le volví a encalomar el disfraz de gato, aunque ya le queda muy justo y creo que voy a tener que sustituirlo por otro para evitar traumas del tipo “cuando era pequeño, mi madre siempre me disfrazaba de gato y además el traje no me dejaba respirar”. En el acto, que era privado (sólo para los niños y niñas del colegio), por lo que me contó tuvo que subirse al escenario, coger el micrófono y decir: “tengo derecho a vivir en paz” (y a que no me disfracen siempre de gato, añadiría yo).  El sábado por la tarde estaba invitado a un cumpleaños que se celebraba en el peke´s, un “centro de diversiones” más pequeño (y menos cutre) que el de la vez anterior. Lo pasó super bien.

 Ese mismo sábado, pero en la mañana, el jochimín cazó un  zorzal  delante de nuestras narices mientras trabajábamos en el huerto. No se lo comió, porque ese día había desayunado whiskas hasta reventar…  pero se  pasó el día llevándomelo a donde yo estuviera. Finalmente me lo dejó frente a la puerta de la casa y tuve que felicitarlo por su hazaña… Los zorzales  de aquí son primos de nuestros mirlos y estorninos, y pertenecen a la especie Turdus falklandii magellanicus. Les encanta comer lombrices (se ponen las botas en la tierra recién arada), y si uno se fija bien se ve cómo inclinan la cabecita para escuchar a sus presas y atraparlas de un certero picotazo. El que pilló Jochimín era un ejemplar joven, que se distingue por la coloración del plumaje del pecho (los adultos no tienen manchitas amarillas). De todas formas, este ya tenía el tamaño adulto (unos 30 cm de largo), y me impresionó ver al gato con una ave tan grande entre los colmillos.  Ese día el stalin anduvo “pateando la perra”  (expresión chilena para decir que andas cabreado y refunfuñando), dormitando sobre un montón de leña, y no quería saber nada de nadie. Qué mala es la envidia entre hermanos…

También ese sábado, cuando subimos al invernadero nos dimos cuenta que nos lo habíamos dejado abierto (again) y las terneras habían decidido utilizarlo como centro de relajación vacuno-baño turco-spa con tratamiento de fango. Estaban las tres bien echadas ahí dentro, rumiando felices…además esa noche había habido un temporal de tres pares, así que imagináos el grado de disfrute que tenían ahí metidas a 20 grados. Como ahora hay más pasto en los potreros, apenas tenían hambre y no se comieron casi nada (le dieron un bocado a una lechuga casi por compromiso), pero como son muy curiosas habían hocicado por todas partes, y claro, eso sin contar el efecto de las patazas y en general, el cuerpo entero cuando se tumbaron sobre los calabacines, el cilantro, etc. Eso sí, el orégano y la albahaca ni los tocaron. Curioso, curioso…parece que va a ser verdad que ciertos aceites esenciales inhiben la fermentación ruminal ;)

Como última anécdota, os cuento que los sábados por la mañana dan unos monos (dibujos animados) que se llaman “bichentenario”. Se trata de unos insectos que enseñan a los niños historia de Chile. No sé si sabéis que aquí los españoles somos conocidos por nuestra afición a decir “coño”, “joder” y “hostia”. para los chilenos estas palabras no significan nada, y les parece muy gracioso…El caso es que en estos dibujitos para niñ@s, de repente escuché cómo un insecto que representaba a un conquistador español le decía tranquilamente a los que estaban con él: “tiren con fuerza, Hostia!!!!!!”

Y nada más por el momento. Esta semana y la siguiente andaré de viaje, así que probablemente tardaré un poquito en actualizar. Un beso para tod@s.

PD: Y comentad, hostia! Jajajajajaj!!!!!!

 

El primer día y mi mesa ya muestra una tendencia clara hacia la entropía...
El primer día y mi mesa ya muestra una tendencia clara hacia la entropía…

Regreso a casa en la micro

Regreso a casa en la micro

¿Brazo de reina o de gitano?

¿Brazo de reina o de gitano?

Cumpleaños de Bárbara (I)

Cumpleaños de Bárbara (I)

 

Cumpleaños de Bárbara (II)

Cumpleaños de Bárbara (II)

Los dos Patitos

Los dos Patitos

Cómo molan las camas elásticas ^_^

Cómo molan las camas elásticas ^_^

Taca-taca o futbolito (futbolín)

Taca-taca o futbolito (futbolín)

 

Un clásico: la piscina de bolas

Un clásico: la piscina de bolas

La piñata (o cómo conseguir que 20 niñ@s que hasta hace un segundo eran amig@s se saquen los ojos con tal de conseguir un caramelo)

La piñata (o cómo conseguir que 20 niñ@s que hasta hace un segundo eran amig@s se saquen los ojos con tal de conseguir un caramelo)

Alcayota

Alcayota

 

Almácigo de semillas de alcayota

Almácigo de semillas de alcayota

zorzal (aún estaba caliente, el pobre)

zorzal (aún estaba caliente, el pobre)

 

Mira, mami, lo he cazado yo solito

Mira, mami, lo he cazado yo solito

 

El Stalin dando penita ^_^

El Stalin dando penita ^_^

NUEVA ETAPA

Nov 1, 2010 Author: Eugenia | Filed under: Cocinitas, Condoros, La Vida..., Trabajando, Usos y costumbres

Estimad@s:

Una semana más que se ha deslizado entre mis manos en la Tierra de las Gaviotas… pero no ha sido una semana anodina, porque me han pasado varias cosas interesantes. Entre ellas, he aprendido un método de castración de chanchitos, he ayudado a identificar con crotales varios corderos de un rebaño y he seguido, cuando he podido, ayudando a darle el biberón a los terneros por las mañanas.

Como ya sabréis, me seleccionaron para el trabajo al que estaba postulando, y me avisaron de que me incorporo el día 2 de noviembre (el 1 es fiesta, como en España).  Al ser jornada completa,  he tenido que buscar un lugar donde dejar a mi hijo un ratito por la tarde, y finalmente encontré un “jardín” muy chulo (una especie de guardería en la que aceptan niñ@s mayores). A partir de ahora tengo que doblar los insumos de toalla nova (rollo de cocina), confort (papel higiénico), cepillo de dientes y “colaciones” (meriendas), porque se lo piden en el cole y en el jardín, y organizarme en plan “mamá guerrilla”, pero la experiencia me dice que al final todo se normaliza, y que tanto él como yo nos acostumbraremos a la nueva forma de funcionar.

El viernes nos invitaron a un cumpleaños (de un adulto), y Patricio flipó  jugando toda la tarde, porque había muchos niños de su misma edad. Lo pasamos bien, y me dí cuenta de la diferencia existente entre las primeras reuniones sociales que tuve en Chiloé, cuando casi no entendía lo que me decían, y ahora… aún me cuesta un poco entender a los chilotes, sobre todo si hablan muy rápido (lo cual es habitual), pero me noto mucho más integrada. La gente aquí es amable, y cariñosa a su manera, y ya no me siento tan “extranjera”. Por supuesto, no faltó el asado de cordero al palo (no sé si el corderito era más joven que el primero que me comí cuando llegué a Chiloé, o que se me empieza a acostumbrar el paladar, pero ya no me supo tan “ovejuno” como al principio). También habían hecho una torta gigante súper rica y súper chula.

El sábado nos compramos una máquina laminadora y cortadora de pasta. Sirve para hacer empanadas, placas de lasaña y canelones, tallarines, fideos… Yo nunca había hecho pasta fresca en casa, y la verdad es que es maravillosa, para mi gusto no tiene nada que ver con la seca de paquete…os la recomiendo encarecidamente (aunque no tengáis máquina se puede hacer a mano). Los primeros tallarines que hice los cociné con una salsa oriental (“receta” cortesía de Sara) y verduritas. Quedaron espectaculares. Ahora mismo tengo en el frigo una masa que hice con calabaza y hierbas aromáticas para cocinarlos mañana…ya os contaré. También hice empanadas de queso, de mermelada y una tartita, para celebrar que me aceptaron en el trabajo.

En cuanto al huerto y el invernadero, me mandé un condoro con los almácigos y en vez de poner una semilla de lechuga por tubito con tierra puse unas diez…y ahora hay superpoblación de lechugas y me va a costar el triple de trabajo transplantarlas todas… Por lo demás, las labores primaverales continúan; hemos seguido sembrando arvejas, habas y papas (una semana después de las primeras siembras, para espaciar la cosecha) y pronto pondremos también zanahorias y brasicáceas (repollo, coliflor, brócoli y esas cosas).

Supongo que a partir de ahora, con el nuevo horario de trabajo y mis nuevas labores y responsabilidades, ya no tendré tanto tiempo para hacer fotos, escribir ni cocinar, y seguramente en la oficina no me pasarán muchas cosas extraordinarias, así que quizá las entradas del blog se espaciarán un poco. Pero espero tener alguna cosa interesante que contaros al menos cada quince días.

Un beso muy fuerte para tod@s. Os quiero.

 

balancín improvisado

balancín improvisado

 

con una coleguita

con una coleguita

 

los restos mortales del cordero al palo

los restos mortales del cordero al palo

Torta de estrellitas ^_^

Torta de estrellitas ^_^

 

mi laminadora de pasta

mi laminadora de pasta

 

tallarines caseros :)

tallarines caseros :)

 

gente disfrutando

gente disfrutando


Que no te dé vergüenza!!!! COMENTA!!!!! :)


En España son las…


En Chile son las…


 

Julio 2013
L M X J V S D
« Jun    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Categories

Cocinitas Condoros Escribiendo Fauna y Flora Geografía Historia La Vida... Leyendo Mitología Mujeres Música Poesía Soñando Trabajando Uncategorized Usos y costumbres Viajando

cheap xenical 車買い取り