Historia de un sueño valseado

Archive for Septiembre, 2010


PRIMAVERA

Sep 26, 2010 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, La Vida..., Trabajando, Viajando

 

Torta de chocolate y frutilla

Torta de chocolate y frutilla

 Queridas y queridos:

Pese a que aún hace frío, los jilgueros que vienen a posarse en la ventana de la cocina y las flores en los manzanos se encargan de avisarme cada día que la primavera ha llegado a este hemisferio. Cuando suena el despertador ya está amaneciendo, y ya no nos vamos al cole a oscuras, como hacíamos en lo más crudo del invierno. En una semana se han multiplicado espectacularmente los cantos de los pájaros y escucho croar a las ranas a kilómetros de distancia cuando me siento fuera de la casa a ver el atardecer. 

Esta semana comenzó con una hermosa celebración: el cumpleaños de Patricio. Lo festejamos en casa, con un montón de niñ@s, un montón de globos y un montón de chuches. La torta (tarta) se la hice yo, aunque no es sencillo competir con las extravagantes tortas de fábrica, de colores y diseños imposibles… Uno de los regalos que le hicieron a Patricio fue un emboque, un juguete tradicional chileno, de madera. .Es un palo atado con una cuerda a una pieza redondeada con un agujero, que hay que intentar ensartar en el palito… parece fácil, pero os aseguro que no lo es. También le regalaron un trompo (aquí si le dices peonza a los niños se parten de la risa, les suena a algo así como un pedo gigante; los chilenos no dicen “pedo”, dicen “peo”).

El martes fuimos de expedición a buscar a las vacas, que llevaban una semana sin aparecer. Tuvimos que remontar el río salmones, que ahora no lleva mucha agua, hasta la parte más impenetrable del bosque. Allí estaban las terneras, comiendo quila, pero no vimos a la grande. La encontramos a la vuelta…muerta. Creemos que le cayó un árbol encima durante una de las tormentas de la semana pasada, porque tenía el cuello roto y probablemente cuando la pilló estaba echada rumiando. Nos dio mucha pena, pero en fin, es el precio a pagar por tener unas vacas medio salvajes que bajan al río y recorren el bosque cuando quieren.

El resto de la semana ha sido muy tranquilo. Hemos aprovechado la mejora del tiempo para preparar y sembrar una parte del huerto con zanahorias, y dentro del invernadero sembramos un montón de cilantro, cebollitas perla (las que se meten en vinagre), lechugas y toronjil (melisa). Mañana (lunes) me voy a Osorno de nuevo en viaje laboral, a entrevistarme con un psicólogo y hacer un examen psicotécnico.

Esta semana no hay más novedades y tampoco estoy muy inspirada, así que nada más por el momento. Espero que estéis tod@s bien. Muchos besitos.

BICENTENARIO

Sep 20, 2010 Author: Eugenia | Filed under: Historia, Usos y costumbres

La pérgola de las flores (Patricio está bailando en el centro)

La pérgola de las flores (Patricio está bailando en el centro)

Al final, tod@s l@s alumn@s formando la bandera

Al final, tod@s l@s alumn@s formando la bandera

Bailando cueca frente a la escuela Luis Uribe Díaz (1)

Bailando cueca frente a la escuela Luis Uribe Díaz (1)

Bailando cueca frente a la escuela Luis Uribe Díaz (2)

Bailando cueca frente a la escuela Luis Uribe Díaz (2)

 

Estimad@s:

Esta semana Chile se ha vestido de fiesta. Como cada año, el 18 de Septiembre (y los días circundantes) l@s chilen@s han celebrado sus Fiestas Patrias, que si normalmente son un derroche de chauvinismo latinoamericano, este año han alcanzado el paroxismo, porque se cumplen 200 años desde que se iniciara el proceso que culminaría en la independencia de Chile (por si alguien no se había dado cuenta, de quien se libraron fue de los españoles…). Este es realmente un curioso año para pasar mi primer “dieciocho” en Chile.
Independientemente de los actos del Bicentenario, hoy me gustaría hablaros de las costumbres chilenas que se repiten cada año en estas fechas.  Durante toda la semana del 18, los chavales encumbran volantines (vuelan cometas), y los no tan chavales lo hacen con “hilo curado”, es decir, recubierto de vidrio molido para cortar la cuerda del contrincante. Las cometas “vencidas” vuelan libres y son perseguidas por los niños; de hecho, es muy común el riesgo de atropellos en estos días porque los cabros cruzan las carreteras sin mirar, o más bien, mirando hacia arriba. Otra actividad a la cual se entregan profusamente son los “asados”, o sea, las parrilladas. En el jardín, en la terraza, en el campo, en la calle, donde sea, las familias chilenas asan ingentes cantidades de carne de cordero, chancho, vaca, pollo, longanizas  y vienesas (salchichas de Fránkfurt). Lo acompañan con pan, ensalada a la chilena (tomate con cebolla) y pebre (tomate, cebolla, ají verde, cilantro). También se bebe, y mucho: vino, cerveza y chicha (sidra) de uva o de manzana, según las zonas. Otra estrella indiscutible de la gastronomía en estos días son las empanadas, de pino (carne con cebolla, huevo duro y aceituna) o de queso.
Además de comer, beber y volar cometas, también se baila cueca, que es el baile nacional de Chile. Los hombres se visten con traje de “huaso” y las mujeres con vestido de “china”, y  juntos representan el cortejo de un ave macho a un  ave hembra. También se representan obras clásicas chilenas, como “La pérgola de las flores” , los colegios desfilan en cada ciudad y pueblo,  y se hace la “parada militar” (parecido al desfile de las Fuerzas Armadas). Se toca y se canta el himno hasta quedar afónicos, y en general nadie escapa (ni quiere escapar) al jolgorio patrio. En Chile, debido a su proceso histórico, el nacionalismo es un concepto absolutamente diferente del existente en España. Todos y cada uno de l@s chilen@s, independientemente de sus creencias y signo político, se sienten orgullosos de haber nacido en el país y tod@s se sienten representados por su bandera.
En cuanto a nosotros, la semana comenzó con la llegada de un enorme paquete proviniente de España. Gracias a todos los participantes (que me ha dicho un pajatito que fuistéis muchos). Fue muy emocionante. Os queremos.  El martes por la mañana, Patricio participó con su curso en el desfile que organizaba una pequeña escuela del sector Llau-Llao. Os dejo algunas fotos de la banda (bien castrenses, ellos), del desfile (un poco caótico porque l@s niñ@s eran en general pequeñit@s) y del presentador, que era nada más y nada menos que Don Manuel Mauricio Zúñiga, el poeta que trabaja en la biblioteca y que me regaló uno de sus libros, ¿os acordáis? También en ese acto se bailó cueca, y pude ver a un carabinero(guardia civil) bailando, de uniforme y más contento que unas castañuelas. Por la tarde asistí al acto académico del colegio de Patricio, en el que todos (profesores y alumnos) bailaron. Los más pequeñitos representaron “La pérgola de las flores”; Patricio hacía de lustrabotas.
El miércoles por la mañana nos fuimos al Registro Civil para hacernos (al fin!) el carnet de identidad chileno, y en consonancia con las fechas, los funcionarios que atendían iban vestidos con los trajes típicos. Me costó aguantarme la risa cuando el señor de bigote con sombrero de huaso me hizo la foto para el DNI. Por la tarde estuvimos en una minga de matanza de chancho (bueno, de chanchos, porque se faenaron varios), ayudando a limpiar las tripas para hacer prietas (morcillas). En Chiloé las prietas se hacen con sangre, repollo y arroz. Saben muy diferentes a las de León, pero están ricas.
El jueves se celebraba en Castro el gran desfile cívico, en el que participan todos los colegios, las autoridades, etc., pero anunciaron lluvia y decidí no llevar a Patricio. Efectivamente, según me contaron, a medio desfile empezó a diluviar y todas las mamás tuvieron que rescatar a sus polluelos en medio del caos que se generó en el centro de la ciudad. Por la tarde sembramos en el invernadero orégano, albahaca y unas flores.
El resto de la semana transcurrió tranquila, de vacaciones (4 días de fiesta oficial). Casi todos los días hicimos parrilla, pese a la lluvia. Esta borrachera de patriotismo me ha sorprendido y debo reconocer que estoy un poquito saturada. Pero como allá donde fueres haz lo que vieres, me uno al grito nacional…¡Viva Chile mierda!
PD editada: Lo prometido es deuda, aquí van las fotos ;)

Banda (1)
Banda (1)

  

Banda (2)

Banda (2)

Mini-desfile

Mini-desfile

Mini-desfile (2)

Mini-desfile (2)

 
  

Huasito

Huasito

 

Algunos no caminan, pero ya desfilan :)

Algunos no caminan, pero ya desfilan :)

 

La bandera, más omnipresente que nunca en estos días

La bandera, más omnipresente que nunca en estos días

defendiendo el estandarte, no importa si no ves un pimiento, las compañeras te guían

defendiendo el estandarte, no importa si no ves un pimiento, las compañeras te guían

Tía Katy, tía Maca, Patricio y Cía.

Tía Katy, tía Maca, Patricio y Cía.

Faltó un poco de ensayo para sincronizar el paso XD

Faltó un poco de ensayo para sincronizar el paso XD

 

Don Manuel

Don Manuel

 

El lustrabotas con dos colegas, entre bambalinas

El lustrabotas con dos colegas, entre bambalinas

L@s profesor@s

L@s profesor@s

 

El que está en alto es el profe de gimnasia (una vez se disfrazó de Peter Pan y dio volteretas por todo el gimnasio)

El que está en alto es el profe de gimnasia (una vez se disfrazó de Peter Pan y dio volteretas por todo el gimnasio)

MILLONES DE COSAS

Sep 13, 2010 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, La Vida..., Trabajando, Usos y costumbres, Viajando

Queridas y queridos:

Hoy, por falta de tiempo y para evitar desastres informáticos, todas las fotos van al final.

Antes de empezar: Un saludo grande, grande y muchos besos de parte de Patricio para todas las niñas y niños del C.P. La Palomera, que por estas fechas enfrentan la vuelta al cole, si no me equivoco ya en el edificio ”de los mayores”. Enhorabuena y feliz comienzo de curso!!!!!!!!!!

LLevo un par de semanas sin actualizar. la causa de este involuntario silencio ha sido una auténtica locura de cosas que han pasado. Una bella locura, en cualquier caso.

Hace dos lunes Patricio interpretó su papel estelar de escocés en la introducción del Sueño de una noche de verano, de Shakespeare, en el festival anual de inglés de su colegio. El martes viajé de nuevo a Osorno por un tema super importante de trabajo (emoción, intriga, dolor de barriga, en cuanto haya noticias os cuento) y volví el miércoles. El viernes se celebró en Castro el Seminario Internacional del Ovino Chilote, con dos profes de la Uni de León como invitados de honor, y me puse muy contenta de poder verlos y charlar con ellos un ratito. Todo muy fugaz, porque mis “innumerables ratos de ocio” son escasos últimamente… pero creo que se fueron contentos y en el momento en que escribo estas líneas deben estar volando hacia España después de haber asistido a otro seminario en Tierra del Fuego y haber disfrutado de la majestuosidad de las Torres del Paine. 

El sábado  por la mañana plantamos unos manzanos que, si todo va bien, comenzarán a dar fruto el año que viene.  Por la tarde descubrí que la Garbosa (la ternera marrón) había  encontrado la manera de colarse al campo y estaba pastando tranquilamente  delante de la casa;  no le di mayor importancia, porque aunque desde ahí tiene acceso directo al huerto, ahora sólo hay ajos y grosellas, y no le gustan mucho; la sorpresa llegó cuando un rato después subí  a coger una lechuga y descubrí que estaba la puerta del invernadero abierta…y la Garbosa había entrado, había pisoteado todo, se había zampado todas las lechugas, el perejil (que estaba precioso), las acelgas ,y además me había dejado dos o tres “regalitos” apestosos. Un gran condoro lo de la puerta del invernadero…aunque servirá para que no se nos olvide cerrarla nunca más. Un rato después me encontré allí mismo a otras viejas amigas…las ovejas del vecino. Las muy patudas (gorronas) han encontrado la manera de colarse en mi huerto para zamparse la poca hierba que queda.

El domingo pillé infraganti al Stalin enredando con algo que parecía un ratón…pero no. Era un murciélago que debía haber pillado por la noche, y que aún mantenía con vida para jugar con él antes de zampárselo. Se lo robé un rato para enseñárselo a Patricio, que al principio se asustó y  flipó con el hecho de que “hubiera vampiros en nuestro campo”. Me llevó un rato explicarle la diferencia entre los vampiros y los murciélagos y al final se acercó (a una prudente distancia) para que le mostrara las orejotas y los afilados dientecillos del pobre animalito. Después me debatí ante el dilema de devolvérselo al Stalin o darle una muerte rápida. Finalmente decidí devolvérselo al gato, porque él lo había cazado y lo justo era que siguiera el ciclo de la vida y esas cosas (lo que se aprende viendo El Rey León 457 veces, oye…los que tienen niño@s pequeñ@s lo saben bien).

La semana siguiente (o sea, la semana pasada) comenzó con una “grata” sorpresa: se me estropeó la bomba que coge agua del río para subirla hasta la casa, y me quedé sin agua. Afortunadamente, tras varios días de secano,  por la tarde llovió y recogí agua de lluvia en un estanque y en varias ollas que coloqué bajo el alero.  Estuve sin agua hasta el viernes, no me preguntéis los milagros que tuve que hacer para poder bañarnos, cocinar, beber y tirar de la cadena.

El martes por la tarde nos embarcábamos Patricio y yo rumbo a Santiago (por trámites burocráticos again), así que por la mañana lo llevé al cole como cualquier día pensando en volver a casa a mediodía para que se cambiara de ropa y preparar una mochila para el viaje. Pero…sorpresa de nuevo! El jeep decidió dejarnos tirados a mitad del camino que sale a la carretera. Afortunadamente pasábamos justo por delante de la casa de un vecino que me ayudó a empujar el jeep para que no estorbara en el camino, y que nos llevó en su camioneta hasta el paradero de micro. Así que me tuve que ir a Santiago con Patricio vestido de Uniforme y comprando a la rápida lo básico para un viaje de dos días, sin saber si podríamos llegar pronto por la mañana a Santiago porque en el periódico decían que se esperaban las mareas más bajas de los últimos cuatro años, y que habría restricciones en los embarques de vehículos grandes a los transbordadores. Además, pendiente de un mail de trabajo, con la presión de los trámites que tenía que hacer en la capital y los que tendría que hacer en castro al regresar, y con un trabajo por entregar antes de las fiestas patrias. Realmente estresante, pero decidí tomármelo con filosofía y disfrutar el viaje junto a mi hijo lo mejor posible.

El miércoles por la mañana nos recorrimos medio Santiago de embajada en ministerio, pero a la una de la tarde ya estábamos libres para disfrutar hasta las 8 de la noche. Lo llevé a recorrer la Alameda con un sol primaveral y a jugar a algunos lugares que no existen en Castro. Los funcionarios públicos estaban en huelga debido a las medidas que ha tomado el gobierno (están echando a la calle a muchos trabajadores del Estado) y había mucho jaleo, música en la puerta de los ministerios, panfletos, etc, pero afortunadamente conseguimos hacer todos los trámites, y mi chanchito se portó super bien. Llegamos a Castro el jueves por la mañana, muy cansados pero muy contentos. Con la premura de los preparativos no llevé la cámara, así que esta vez no hay fotos de Santiago. El viernes por la tarde tuve que llevarle al ensayo de la obra “La pérgola de las flores”, una obra clásica chilena que representarán este martes (hace el papel de limpiabotas).

El sábado (11 de septiembre) hice una jornada de introspección y trabajo en la casa y el huerto. Ha sido mi primer 11S en Chile. Por lo que pude saber, apenas hubo disturbios, simplemente algunos altercados con la prensa en santiago después de la manifestación.

Ayer (domingo) por la mañana me encontré una sorpresa en la puerta: un gato nuevo que había venido de visita y quería colarse en la casa!!!!! Jochimín y Stalin no estaban de acuerdo en absoluto, se metieron corriendo entre mis piernas y me miraban como diciendo: “no lo dejes entrar, mami”. Tuve que sobreponerme a mis ganas de darle de comer y hacerle mimos, porque seguramente pertenece al vecino y si lo “aguacho” (adopto), el vecino lo considerará una ofensa. Así que con gran dolor de mi corazón tuve que ignorarlo… para gran regocijo de mis dos mininos legítimos.

Cosas varias: estas dos semanas he sufrido un ataque visual ortográfico masivo, que tuvo su culminación con un mensaje de movistar que me llegó al celular (móvil): “HAS RENDIR TU DINERO!!!” Y en una publicidad de los programas de doctorado de una Universidad encontré otra que me hizo rechinar los dientes . No menciono ni la Universidad ni la falta, porque los de movistar no me generan ningún respeto pero las Universidades (al menos de momento) sí.  Entiendo que los paisanos de los pequeños negocios o de las micros hagan faltas en sus carteles, pero esto me hizo flipar, y mucho. No sé, quizá soy demasiado exigente con el tema de las faltas, pero creo que a ciertas entidades se les deben exigir unos mínimos. Hablando de micros, sigo en mi cruzada particular de ir y volver en micro rural a casa y al cole. Los conductores ya me conocen y a veces me ceden el asiento de honor (al lado del conductor). A veces van tan llenas que hay que entrar con abrelatas. Las músicas pueden variar desde cumbias a todo trapo, rancheras lacrimógenas o “radio corazón” con sus anuncios de “vecina, tenemos la más rica oferta para usted”. Realmente entrañable el tema de las micros. Algún día me gustaría que enseñaros fotos, lo que pasa es que me da cosa violentar la intimidad de los tranquilos trabajadores con mochila y los escolares, uniformados y soñolientos, que viajan cada día a mi lado.

En una ecuela pública que está en pleno centro de castro, se ven por la mañana cientos de bandurrias (Theristicus melanopis melanopis) armando un escándalo terrible. Anidan en un árbol que está plantado en el jardín de la escuela. El otro día las ví y me acordé de mi querido Viajero Austral, así que, Paco, las dos fotos van en tu honor.

Más chorradas: no sé si os he comentado que aquí los noticieros están “auspiciados” (patrocinados) por marcas comerciales. El otro día me reí mucho porque una voz de anuncio dijo, muy seriamente: “jabón líquido dermovagisil presenta las noticias de tele 13″. Una tontera, pero me hizo reir. Lo que no me hizo tanta gracia fue cuando el Stalin me metió dentro del saco de harina que me dejé abierto por accidente (aunque afortunadamente estaba casi vacío) y salió convertido en un gato blanco, estornudando y llenándome la casa de pisaditas blancas.

Por último, estos días sale el sol a menudo, y como casi siempre llueve, cada poco me aparece un arcoiris gigantesco (y a veces dos) frente a la ventana de la cocina. La verdad es que nunca había visto arco irirs tan grandes y hermosos, ni tan cerca; parece que uno pudiera salir afuera y tocarlos. 

Y esto es todo, bastante resumido… realmente han sido dos semanas muy intensas. Y la vida sigue en la Tierra de las Gaviotas, a caballo entre el surrealismo y el subdesarrollo, más real de lo que haya vivido jamás y con un concepto de desarrollo tan relativo que ningún informe de la FAO puede llegar a conceptualizarlo. Os quiero.

  

Mi escocés

Mi escocés

Grandes artistas

Grandes artistas

La niña más alta es la Tía Katy ^_^

La niña más alta es la Tía Katy ^_^

Mis mininos, ya adultos pero igual de regalones (mimosos)

Mis mininos, ya adultos pero igual de regalones (mimosos)

Stalin enharinado

Stalin enharinado

Ejercicio de agudeza visual: los nuevos manzanos

Ejercicio de agudeza visual: los nuevos manzanos

A la gente le gusta jugar al sol...

A la gente le gusta jugar al sol...

La merienda del Stalin ("mamá, yo no sabía que teníamos vampiros en nuestro campo")

La merienda del Stalin ("mamá, yo no sabía que teníamos vampiros en nuestro campo")

En la entrada (1)

En la entrada (1)

En la entrada (II)

En la entrada (II)

Vecinas patudas

Vecinas patudas

Sistema de recogida de agua altamente tecnificado :P

Sistema de recogida de agua altamente tecnificado :P

Una de las muchas bandurrias que viven en el árbol junto a la Escuela Luis Uribe

Una de las muchas bandurrias que viven en el árbol junto a la Escuela Luis Uribe

Bandurria en el patio de una iglesia del centro

Bandurria en el patio de una iglesia del centro

El visitante

El visitante

Desde la ventana de la cocina

Desde la ventana de la cocina

 

  

 

      


En España son las…


En Chile son las…


 

Septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Etiquetas