Historia de un sueño valseado

Archive for Mayo, 2010


PIÑONES

May 31, 2010 Author: Eugenia | Filed under: Fauna y Flora, La Vida..., Usos y costumbres

Queridas y queridos; 

Antes de empezar…me ha dicho un pajarito que hay incorporaciones a la familia de Tierra de Gaviotas, y me he puesto muy contenta. Os animo a dejarme algún comentario desde Granada, Santander y algún lugarcillo más. Me hará muchísima ilusión.

La semana pasada no actualicé la web. Aunque sí es cierto que tuve menos tiempo que otras veces, lo que en realidad me mató las ganas de escribir fue la muerte de mi pincho USB (aquí lo llaman pendrive). Se me estropeó por llevarlo en un bolsillito de la mochila, poco protegido contra la humedad, y mucho menos contra el diluvio que cayó aquel día, que por otra parte y según me dijeron, fue el primer día de lluvia “normal” de otoño en Chiloé. El caso es que no había hecho copia de seguridad y perdí TODAS las fotos y vídeos que había tomado desde que llegamos a Chile. Mi compa dice que todas las cosas ocurren por algún motivo… yo creo que el motivo es que soy un desastre. He tenido cuatro meses para hacer una copia o para pasarlas a otro lugar más seguro, y no lo he hecho. Eduardo me decía que las imágenes quedarán en mi retina, y tiene razón, pero aun así me da pena no poder enseñarle algunas cosas a los niños cuand –dffffffffffffff.<,,,,,,,,,,,,lllllllllazs 

(Esto es la aportación de Jochimín, que se subió encima del teclado, muy interesado en lo que estaba escribiendo, y no quería irse; creo que quiere decirme que no me extienda más con el asunto de las fotos, pasó y pasó, ya no tiene remedio). Los gatos cada día están más grandes y más bonitos, y ya no hemos tenido más accidentes escatológicos, con lo cual ahora entran y salen de casa cuando quieren y ya no están en el exilio forzoso. Se dedican fundamentalmente a comer como si no existiera el mañana, dormir en las posturas más inverosímiles, jugar a perseguirse enloquecidos por toda la casa o peleándose salvajemente, perseguir polillas en las ventanas y lamerse diversas partes del cuerpo mutuamente. Unos gatos muy útiles para la sociedad, sí señor.

Aunque en estas dos semanas ha llovido un par de días, el resto del tiempo ha seguido haciendo mucho frío. Cayó helada varias noches consecutivas, y la temperatura bajó tanto que una mañana se nos habían congelado las cañerías y no teníamos agua. Hemos transplantado al invernadero todas las escarolas que estaban a la intemperie, un poco chuchurrías, la verdad, porque el otro día las vacas se organizaron para hacer una incursión en el huerto con nocturnidad y alevosía y se comieron todas las partes verdes, aunque confiamos en que los tronchos rebroten. En la foto, la luna llena en el cielo totalmente despejado de una de las noches de helada, desde la entrada al campo. Sé que no es muy espectacular, pero en vivo os aseguro que lo era. Por alguna razón, pareciera que aquí la luna se ve más grande y nítida que en España.

Ya entregué todos los papeles necesarios para la residencia, y a finales de junio (burocracia chilena mediante) llegará la resolución. Si todo va bien, a partir de entonces Patricio y yo seremos residentes chilenos temporales durante dos años, y depués podremos solicitar la residencia permanente (y cinco años después de esto, si no me equivoco, la doble nacionalidad). En lo doméstico, hemos remodelado el dormitorio de Patricio, con gran regocijo por su parte porque le regalamos unos pósters de Ben Diez y Naruto para que los coloque en la pared. 

Nuevo incidente felino: acabo de escuchar un gruñido de “algo me ha dolido mucho”. He ido a ver qué pasa y me he dado cuenta de que Stalin estaba intentando cazar a una avispa que se coló en casa…y le picó en el morro y en la zarpa derecha. Ahora se rechupetea los bigotes y la patita mientras observa a la avispa, muy cabreado y a una prudente distancia. 

 

No sé cómo estará siendo en España el tema del mundial. Como nunca me gustó el fútbol ni me interesé en él, no puedo compararlo como fenómeno socio-cultural en ambos países; pero en lo que respecta a Chile, ya me han avisado que aquí el mundial es como una religión masiva. El país entero se paraliza cuando juega “la roja” (así llaman a la selección chilena, ¿en España no se llama igual?) y todo parece girar en torno a esto, desde la televisión (of course) hasta los paquetes de cereales del supermercado. Me acuerdo mucho del mundial de hace cuatro años, cuando estábamos con una de las partes más heavys de los experimentos y Alfonso (colombiano) colocaba los partidos para verlos en la becaría, cayera quien cayera. Efectivamente, pareciera ser que para los latinoamericanos, el fútbol es algo más que un deporte. En varias ocasiones he hecho referencia al nacionalismo de los chilenos, y esta es otra ocasión para reafirmarme en mi opinión. A mi modo de ver, el chileno se siente absolutamente representado por su selección y este tipo de partidos son el único momento en el que pueden batirse con otro país (cualquiera que sea) en igualdad de condiciones. En los últimos días he escuchado el himno de Chile unas 20 veces por distintos motivos, la última ahora mismo, mientras escribo esto; está empezando el Chile-Israel, el último partido que jugará la roja antes de irse a sudáfrica. Al menos, sufriendo con las voces desafinadas de los futbolistas me aprenderé el himno; no hay mal que por bien no venga. 

La semana pasada me trajeron un regalo de la zona centro-sur: un kilo de pehuenes. El pehuén (o piñón) es el fruto de la Araucaria araucana. Los Pehuenches (pueblo originario de la Araucanía) los utilizaban como parte fundamental de su dieta y su cultura. 

Al igual que los ajos chilotes, estos piñones también son considerablemente más grandes que sus “tocayos” españoles… Normalmente los pehuenes se comen cocidos, y tienen la cáscara tan dura que hay que hervirlos durante más de una hora. Su sabor recuerda sutilmente al de las castañas. 

 Me despido compartiendo el unicornio que descubrí el otro día en la parte de atrás de la biblioteca. Un beso para tod@s y gracias por seguir acompañándome desde este cálido refugio en que se ha convertido mi web.

 

 

OTOÑO ATÍPICO

May 17, 2010 Author: Eugenia | Filed under: Uncategorized

Estimadas, estimados;

Mil gracias por vuestro apoyo y cariño. Cuando uno tiene tantos hombros donde llorar, las lágrimas se reparten y se quedan en ná.

Esta semana ha hecho frío, mucho. Tanto que por las mañanas la camioneta estaba congelada y había que esperar un rato hasta que se calentaba y se derretía el hielo. Para una cazurrina como yo, las heladas nocturnas (escarchadas, les llaman acá) son algo normal, pero para la gente de Chiloé no lo son. A estas alturas del año debería llevar lloviendo un mes y medio, y sin embargo apenas llueve y, como os digo, hace bastante frío.

La semana empezó con una alegría. En el cole de Patricio, las “tías” organizaron una fiesta para celebrar el día de la madre. Nos hicieron salir una por una para recibir el regalo de nuestros nenes, y después los niños agarraron las bandejas y sirvieron a las mamás. Aunque más de la mitad de las papas fritas, gran parte de la torta (tarta) y los propios niños terminaron por el suelo (estos últimos de motu propio), y aunque algunas tuvimos que hacer un esfuerzo encomiable para meternos (simultáneamente) a la boca una galleta, un aceituna con hueso, un caramelo y unos ganchitos porque todos querían servirte a la vez, fue realmente entrañable ver a los pequeñajos esforzándose tanto por agasajar a sus mamis. Como dice Eduardo, el día de la madre es un invento fomentado y retroalimentado  por la sociedad de consumo, pero…¡cómo mola que los niños hagan una fiesta exclusiva a las paisanas!!!!!!

 

 

 

 

Al día siguiente, celebraron el “día del alumno” (como podéis comprobar, aquí son muy amigos de este tipo de eventos) e hicieron una “completada” en el aula. Los completos son el equivalente chileno a nuestros “perritos calientes”, con la diferencia de que llevan tomate natural cortado en cubitos, palta molida (aguacate), mayonesa y a veces cebolla o incluso chucrut por encima. 

En cuanto a lo doméstico, a Stalin no le da la gana de c*gar  en su arena y se ha dedicado a dejarnos regalitos en los lugares más insospechados,  así que lo hemos deterrado al pasillo de afuera de la casa, al menos durante el día. Al principio no le moló la idea, pero ahora se dedica a explorar los alrededores junto con su hermano. Cuando descubrió a las vacas volvió a casa hecho un cohete y con el rabo tan erizado que parecía un cactus. El resto de la semana se deslizó suavemente, además como estaba con morriña no hice nada productivo… salvo colocar moqueta en los dormitorios y el pasillo. Como ya os he comentado, en este rincón del mundo las personas se construyen sus propias casas, así como construyen sus vidas, con trabajo y esfuerzo, paso a paso. La moqueta quedó impecable (si no te fijas mucho en los bordes, claro, porque nos dio flojera sacar los embellecedores de madera de la pared para meterla por debajo…aunque, muy serios los dos, dijimos “algún día lo haremos”). Lo más divertido fue transportar siete metros de moqueta enrollada que pesaban unos 50 Kg en la camioneta desde Castro hasta la casa, y meterla a través de la ventana de la cocina porque era el único lugar posible, intentando que no se doblara, que no se manchara, que no se mojara, que los gatos no saltaran por la ventana y que la familia no perdiera los nervios en el intento. Misión cumplida.

El sábado, con la excusa de una reunión laboral, nos invitaron a un asado (si no recuerdo mal, ya os conté lo que es un quincho y cómo funciona el asunto). Lo pasamos bien y me sirvió para seguir conociendo personas y modos de vida diferentes, con el denominador común de la idiosincrasia chilota, tan particular como siempre.

 

SAUDADE…

May 14, 2010 Author: Eugenia | Filed under: La Vida..., Uncategorized

Saudade, del latín solitas, soledad, es un vocablo empleado en portugués y también en la lengua gallega, que describe un profundo sentimiento de melancolía producto del recuerdo de una alegría ausente, y que se emplea para expresar una mezcla de sentimientos de amor, de pérdida, de distancia, de soledad, de vacío y de necesidad. Saudade es la sensación que permanece cuando aquello que una vez se tuvo, material o inmaterial, que en su momento permitía disfrutar alegría y euforia se ha perdido y se extraña y el hecho de recordarlo, tenerlo de nuevo o pensarlo, produce una sensación de volver a la vida.

El término, de extensa y ambigua definición, ha sido considerado uno de los más difíciles de traducir, y es uno de los conceptos clave de la lengua y de la cultura en Portugal y Brasil. Saudade es la emoción predominante trás el fado, la samba y la bossa nova brasileña.

Como ejemplo de la riqueza y profundidad de su significado se puede mencionar el movimiento literario-espiritual, a principios del siglo XX en Portugal, conocido como Saudosismo y promovido especialmente por el escritor Teixeira de Pascoaes. Su gestación y fundamento se dio a través de la saudade y, hasta el día de hoy, mantiene una influencia significativa en la cultura de aquellos países. Dentro de los nombres que formaron parte de esta escuela se encuentra Fernando Pessoa.

Fuente: Wikipedia, of course

 

SEGUNDA CITA

May 11, 2010 Author: Eugenia | Filed under: Condoros, Fauna y Flora, La Vida..., Música, Poesía, Soñando, Usos y costumbres

La semana pasada comenzó con un maravilloso evento: el jeep decidió dejarnos colgados justo el día que habíamos prestado la camioneta. El lunes y el martes tuvimos que subir (a la ida) y bajar (a la vuelta) a pata los 20 minutos de cuesta embarrada que nos separan de la civilización. Como ejercicio aeróbico matutino se lo recomiendo a todo el mundo, pero sólo de pensar en tener que hacerlo a diario (por ejemplo, cuando empiece a diluviar en la isla) me dan escalofríos. De todas formas, supongo que, como todo en la vida, es cuestión de costumbres. Tenemos una vecina que hace a diario dos kilómetros a pie para ir a dejar a su hija en la parada del autobús del cole. Siempre que podemos, las llevamos en coche hasta allí. En esta tierra la vida es dura, al menos para las personas humildes, y poder disponer de un vehículo es un bien impagable, una razón más para sentirse bien cada día.

 

Ese accidentado lunes Patricio tenía un acto académico en el cole. Este mes de mayo en Chile se celebra el mes del mar, se ensalzan las batallas navales y se rinde homenaje a Arturo Prat (el día oficial de la fiesta, la Batalla de Iquique, es el 21 de mayo, pero dan la turra todo el mes con lo mismo). El caso es que por primera vez vi a mi chanchito cantando el himno chileno (inventándose la letra y moviendo los labios, en realidad), con la manita en el corazón (hábilmente colocada por las “tías” antes de comenzar el acto). Algo realmente curioso para los españoles, que además de tener un himno sin letra, no estamos acostumbrados a este nacionalismo exacerbado. Todos los compañeros de clase de Patricio, que tienen 5 años como él, ya se saben el himno patrio y el himno del colegio. Y mi retoño tendrá que hacer lo mismo…

El poema que recitaron fue:

Hoy saludo muy contento

al marino Arturo Pratt

que un 21 de mayo

luchó por la libertad.

Covadonga y Esperanza

combatieron sin cesar

mas la bandera chilena

nunca dejó de flamear!

 

El martes volvió a visitarnos el ratoncito Pérez y se llevó otro de los paletos de abajo. Patricio casi no durmió pensando que Jochimín y Stalin se iban a zampar al ratón. El miércoles me mandé otro hermoso condorito: tuve un buen rato la radio de la furgoneta sin arrancarla, y jodí la batería (que ya estaba un poco jodida de antemano, todo sea dicho). Así quye a quince minutos de que saliera el nene del cole mi furgoneta se murió. Fantástico. Qué guay es tener furgoneta!!!!!!! Al menos, un rato antes había disfrutado de un instante glorioso mientras, bajo la lluvia, mi adorado Silvio se declaraba trovador antiguo. Para quien no lo sepa, ya salió su último disco, “segunda cita”.

 

El jueves me dediqué a marujerías varias: cociné dónuts caseros, con resultado aceptable, e hice conserva de murtas. A mis 31 años, conocer un fruto diferente y probar un sabor totalmente desconocido para el paladar es un auténtico placer. Las murtas son el fruto de una mirtácea (Ugni molinae, no confundir con el arrallán o mirto español, Myrtus communis) y son originarias del sur de Chile.

 

El sábado hicimos una enorme siembra de ajo chilote. Los ajos chilotes son gigantes, un solo diente tiene el tamaño de la palma de mi mano. Son menos picantes que el ajo normal, pero para cocinar son súper ricos.

 un diente de ajo chilote

sembrando ajos

El domingo (el día de la madre de Chile) terminamos (por fin!) el invernadero. Estoy muy contenta y muy orgullosa de haberlo conseguido.

colocando el plástico

misión cumplida!

 Por lo demás, la vida continúa, los gatitos siguen creciendo, y nosotros también.

miau

 

 

 

 

La semana comenzó con la visita del ratoncito pérez (aquí se llama ratón de los dientes) a nuestra casa. Patricio está tan contento que cada vez que nos sacamos una foto enseña su no-diente.

 un diente menos

La semana pasada conocí la península de Rilán, una puntita de la isla grande separada del resto por el mar interior, y donde está una de las numerosas iglesias patrimonio de la humanidad que hay en Chiloé,  y la laguna Pastahue, que en verano se llena de gente pero ahora recibe a los visitantes solitarios con una fría y sombría quietud.

 laguna pastahue

laguna pastahue 2

En el aspecto logístico-marujil, os cuento que he hecho mermelada de mora (recogerlas me costó tener los dedos teñidos durante tres días). También hemos preparado los almácigos para la próxima siembra, que son una especie de mini-invernaderos hechos con cajas, arena y plásticos donde se colocan las semillas para que germinen, y cuando crecen un poco se transplantan  al terreno.

 He tenido mis primeras experiencias cuasi-místicas en los autobuses que van y vienen a Castro y al resto de pueblos por la carretera general. Pese a su dudoso aspecto, esas viejas glorias destartaladas cumplen su funcion sorpresivamente bien, y el billete cuenta muy poco (unos 60 céntimos de euro por  20 km).  

El jueves, como bien sabéis, tuve un pequeño percance (súper-condoro) con la camioneta, y el viernes, al subirme en ella después de cerrar el portón de entrada, se me rajó el pantalón por la entrepierna….tuvimos que volver Patricio y yo a pata a la casa todo el camino que habíamos recorrido con el coche (en esa zona no se puede dar la vuelta) a toda prisa para que me pudiera cambiar y llegar a tiempo al cole. Qué bonita es la vida en el bosque!!!

El primero de mayo lo pasamos recordando a los trabajadores que murieron para que nosotros podamos tener contratos, jornada de ocho horas, días de descanso, vacaciones. En la hoja de nuestro calendario de este mes aparecen Luis Emilio Recabarren, los mártires de Chicago, Clotario Blest, Alberto Hurtado (interesante tener una charlilla sobre esto, Eduardo), “el cuarto estado” y… una imagen súper famosa del día que se proclamó la Segunda república en España.

primero de mayo

En Chiloé son muy comunes las tiendas de “ropa europea”, que venden ropa de segunda mano llegada fundamentalmente de Europa (también existe la versión “ropa americana” para la que llega de los EUA). Por otra parte, en Chile cuando llevas buena pinta te dicen que llevas buena facha o simplemente que llevas facha. No existe la connotación negativa de “mala facha” que tenemos en España, y a los fascistas aquí se les llama fascistas, no “fachas”. Sumando todos estos elementos, nos encontramos perlas como esta:

eurofachas

Vamos, que aquí ir con una euro-facha es lo mejor del mundo!!!!!!

 


En España son las…


En Chile son las…


 

Mayo 2010
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Etiquetas